19
Vie, Jul

CARA A CARA

El candidato socialista en Encinasola, Miguel Ángel Ojeda, afronta las próximas elecciones municipales con el objetivo de alcanzar la Alcaldía de su municipio y para ello se ha rodeado de un equipo “ilusionado y con ganas de trabajar”.

¿Cuál ha sido tu trayectoria hasta convertirte en candidato a la Alcaldía de Encinasola?

Estudié en Sevilla. Soy licenciado en Geografía e Historia y  llevo veinte años trabajando en una empresa de estudios de mercado. Además, soy presidente del club de fútbol de Encinasola.

¿Qué te ha empujado a dar este paso?

Se pueden hacer muchas cosas en mi pueblo y no veo que el ayuntamiento quiera hacerlas. El municipio está desfasado, hay una involución total y es hora de que llegue el progreso, la esperanza y la convivencia entre los vecinos.

¿Es tu primer contacto con la política?

Nunca he estado antes en política, pero sí he tenido contacto con las instituciones y este ayuntamiento siempre se ha escudado en la crisis para no poder hacer cosas en el municipio. Ha llegado el momento de cambiar el sino de mi pueblo. Vamos a peor y no hay ni un atisbo de recuperación. La gente joven no tiene más remedio que irse y los mayores están olvidados, salvo en época electoral. Todo lo que no funciona el Ayuntamiento prefiere quitarlo de en medio y pienso que ése no es el camino. Somos parte de la sierra aunque este gobierno ha creado un muro con el entorno y está fuera de todos los circuitos de la Sierra.

¿Por qué el PSOE?

Mis ideas son de izquierdas. Los extremismos nunca son buenos ya que nos llevan a la desidia y la confrontación. Creo que con el socialismo se han conseguido muchos casos y defiende a la gente por encima de intereses partidistas. Es lo que está más cercano a mis ideas.

¿Qué análisis haces de la actual situación política en Encinasola?

En el pueblo es cierto que las siglas políticas no cuentan demasiado. El alcalde, de IU, tiene el poder absoluto. Empezó por un camino y poco a poco se ha ido torciendo. Me consta que hay mucha gente, en IU y PP (con quien gobierna), que no están de acuerdo con la gestión que se está haciendo. Hay un enfrentamiento con el sector privado y una dejadez de contactos con las asociaciones. Es cierto que hay una deuda importante, pero se pueden hacer cosas para revertir la situación. Nosotros pretendemos trabajar para que Encinasola progrese.

¿Qué características definen al equipo del que te has rodeado?

Encinasola es un pueblo socialista y hay mucha gente que está a la espera de ver algo que les haga subirse de nuevo al carro. En este sentido, me he rodeado de un grupo de gente con ganas de trabajar, gente joven. Saben que ha llegado el momento de dar un paso hacia adelante para hacer cosas por el pueblo.

¿Qué líneas van a marca el proyecto político del PSOE para Encinasola?

Vamos a solicitar la colaboración ciudadana para completar nuestro proyecto, ya que estamos dispuestos a recibir toda la ayuda posible. Queremos transformar la involución en progreso, la resignación por esperanza, terminar con el enfrentamiento y favorecer la convivencia. Daremos importancia a la juventud de nuestro pueblo. Vamos a intentar aunar el esfuerzo de las distintas hermandades y colaborar con ellos para que todo funcione de forma adecuada yendo todos a una.  Con respecto a la caza, ha habido un enfrentamiento entre ayuntamiento y la sociedad de caza. En este sentido quiero dejar claro que el PSOE no es anticaza, quiero favorecer cualquier tipo de inversión que llegue a Encinasola y la caza es generadora de recursos y bienestar. Se trata de que todos convivamos en paz, sin estar enfrentados unos con otros. Quiero actuar sobre promesas electorales incumplidas como el colegio de Encinasola, que sigue igual que hace 30 años y quiero también combatir la despoblación. Encinasola ha perdido el 15% de su población en los últimos 10 años, ya que la juventud no encuentra otra solución que no sea irse. Queremos que la juventud pueda hacer cosas en Encinasola y tengan la opción de elegir. Asimismo, queremos recuperar tradiciones que se quitaron como la feria del ganado y fomentar el patrimonio.

¿Qué consecuencias ha tenido esta legislatura?

El actual alcalde es un gestor nefasto. Es muy duro que la gente te diga que no se hace nada cuando en los últimos ocho años han entrado más de 10 millones de euros y poco se ha invertido y redundado en beneficio de nuestro pueblo.

¿Qué mensaje le traslada a sus vecinos?

La gente no aguanta más el tener que convivir con el malhacer del ayuntamiento. Está todo parado. Con nosotros volverá la ilusión.