18
Jue, Jul

CARA A CARA

De nuevo te presentas al municipio de Aroche para revalidar la gestión política, de alguna manera como nota de lo que has venido haciendo durante todos estos años.

Pues sí, una nueva legislatura. Hemos considerado que tenemos todavía muchísimas cosas que aportar a nuestro pueblo, cosas por la que luchar y hemos revalidado el intento de seguir al frente del ayuntamiento de Aroche, tras cuatro legislaturas, tras 16 años.

¿Es mucho no, Antonio?

16 años es una trayectoria muy importante, ligadas siempre a mi pueblo, siempre con Aroche.

¿Significa también una parte importante de tu vida, ¿no?

Es una parte importante de la vida de uno, al final si la gente vuelve a otorgarnos la confianza mayoritaria y tenemos la posibilidad de formar de nuevo gobierno, serían ya veinte años, dedicados a esto que al final es una pasión. Si no se hace con pasión y con el máximo de ilusión, yo estoy seguro que esto sería imposible permanecer tanto tiempo. Hay que hacerlo con desvelo, con el máximo de ilusión, pensando que siempre hay cosas nuevas que pueden aportar una mejora para tu pueblo y para la gente de tu pueblo, y si es así las ganas se van revalidando.

Después es fundamental encontrar el apoyo de la gente, fundamentalmente en las urnas, pero también en el día a día, y tengo que decir que no me falta.

Antonio, cuándo comenzabas dieciséis años atrás, en la vida política y en la vida municipal, ¿te planteabas este largo proceso?

Con toda sinceridad no, yo siempre pensé que iba a estar mucho más cerca de los ocho o doce años. Uno tiene su vida montada de otra manera, y esto debería ser algo más circunstancial.

Empecé muy joven y pensaba que en ocho o doce años se podía cambiar una dinámica, un pueblo…Pero después el tiempo pasa muy deprisa, en todos los sentidos de la vida y eso se aprecia. Y es verdad que no da tiempo a llevar a cabo de la manera que tú quieres las transformaciones necesarias, también, sobre todo, porque los recursos son como son, tanto humanos como materiales y económicos, y todo lleva su tiempo.

También es verdad que a veces eso es bueno. Los cambios vertiginosos a veces si no están suficientemente maduros pueden ser malos. Yo creo que al final el devenir de las circunstancias y los hechos van marcando un desarrollo que es bueno, pausado y lento, los cambios deben producirse de manera que la gente o uno mismo vaya asimilando.

Una de las lecciones que he aprendido a lo largo de todos estos años es que aquellos proyectos que no han sido madurados después han sido los que mayores dolores de cabeza han producido.

Antonio, merece la pena este planteamiento de vida, es verdad que es voluntario, pero también sacrificado, ¿no?

Es una pregunta muy personal, pero claro que merece la pena en su globalidad. Uno hace una valoración al trascurso del tiempo y si uno no tiene la sensación de que todo lo que ha hecho es positivo, esto reproduciría una frustración enorme. Yo creo que trabajar por tu pueblo, para que las cosas cambien a mejor, intentarlo. Hay gente que hace valoraciones de todo tipo, y gente con opiniones diferentes a lo que respecta tu trabajo. Hay gente que piensa que el pueblo no ha mejorado, y es respetable. Pero yo sí tengo la convicción y la certeza de que la vida en Aroche y Aroche, ha mejorado sustancialmente en estos años. Bajo esta consideración, yo puedo seguir presentado y hago una visión positiva del pasado. Pero es cierto que ha habido momentos muy duros y difíciles en lo personal, en lo político en el ámbito institucional dónde uno se plantea absolutamente todo. Pero al final cuando se toma de si sí o si no, pesa lo global, pesa la valoración en su conjunto…

Desde muy joven le daba mucha importancia a algo raro, a la valoración de que uno haga algo con intención de que las cosas en el ámbito personal perduren, de que uno deje huella en su sociedad y su entorno más cercano. Para mi es una motivación, es decir, saber que al cabo del tiempo esa huella habrá permanecido. A mí personalmente me produce una satisfacción que no puedo eludir.

Volviendo a sus años de gestión, ¿cuál es el aval de Antonio Muñiz en Aroche?

Esa pregunta dirigida al lector o al votante que debe refrendarlo o no en las elecciones, hasta ahora así ah sucedido. Mi principal aval como candidato, acompañado por lo que es esta candidatura y otras en elecciones anteriores en las que me apoyé, y por los distintos equipos de gobierno, siempre ha sido el trabajo. Yo lo que puedo garantizar absolutamente es trabajo, constancia, desvelo por hacer las cosas lo mejor posible, y sin garantía de que uno no vaya a equivocarse, y de que podamos cometer errores y tomar decisiones que después no sean todo lo buena que habíamos esperado.

Yo creo que el principal aval es el trabajo y esfuerzo diario, por un lado, y el respeto y consideración a todos los ciudadanos por igual independiente de condición y opinión. Intentamos ser iguales con todo el mundo, es una idea que siempre hemos tenido.

Han pasado cinco meses y vamos a tener tres citas electorales de gran importancia, ¿cómo se plantea este contexto político en el caso de Aroche, donde se presenta tres candidaturas?

La política es algo muy presente en la vida de todos. Pero también es cierto de que el hecho de que haya tantos momentos electorales y tan a menudo, creo que la gente está un poco saturada y cansada de momentos electorales, por eso cuando nos colamos en su casa lo primero que hacemos es pedir perdón y explicar a todo el mundo con claridad que esto es necesario, porque al final la  vida de nuestros pueblos depende de que nos expliquemos y que cada persona que decida un voto lo haga con conocimiento de causa o al menos con una opinión formada, pero es cierto que esto es muy cansado para el ciudadano, el tener que estar siempre sometido a una reflexión constante sobre qué es lo mejor o lo peor, el tener que escuchar a unos y a otros, el tener que discernir…

Ahora toca lo local, son ámbitos distintos y con opiniones también complejas que exigen mucho al ciudadano, y en ese sentido hay que pedir complicidad, compresión y un poquito de perdón al ciudadano por someterlo a esto.

¿Es un buen momento para el Partido Socialista?

Yo creo que sí. El partido socialista en general independientemente de los picos de apoyo que ha podido tener a lo largo de las citas electorales, es una marca consolidada, un partido de referencia ideológica. Es un partido que ha cumplido 140 años y que no ha dejado nunca de estar presente como referente en la vida del país y de cada pueblo. A mi me gusta mucho recordar mucho la tradición y proyección de mi partido, por ejemplo, en el ámbito local desde el momento inicial, que en Aroche fue en los años previos a la II República y los años de la actual democracia. El partido socialista es una garantía siempre de fortaleza ideológica y de seguridad en cuanto al planteamiento de acometer una gestión. También es cierto que en cada pueblo hay gestores y personas diferentes, se conforman equipos de gobiernos distintos.

Entiendo que va a haber una parte de proyecto continuista y otra de nuevos proyectos, ¿cómo va a ser Aroche en estos cuatro años si gobierna Antonio Muñiz y su equipo?

El nuestro es un proyecto de continuidad con una trayectoria marcada desde hace ya muchos años. Siempre hemos tratado de que prime una idea principal, de que sea atractivo quedarse a vivir en Aroche, en definitiva. No es una cuestión sola de nuestro pueblo de Aroche, creo que es una gestión que intentamos todos los gestores municipales y todas las candidaturas.

En el interior de la provincia encontramos un debate interno y permanente, que es cómo hacer para que nuestros ciudadanos quieran seguir viviendo en Aroche o incluso para que haya gente de otros lugares que quieren vivir en nuestro pueblo.

En general en España tenemos un problema poblacional, de abajo para arriba, pero en la zona de interior esto se acentúa y es peor. En Aroche y alrededores mueren normalmente el doble de personas que nace. Por lo tanto, la dinámica poblacional de la zona de interior es negativa.

 

Hay una serie de elementos que estamos obligados desde los pueblos que salgan adelante, que no pueden faltar y si faltan eso pues se nos va a ir mucha gente; una es el empleo, al menos algunas opciones de empleo, cumplirlo todo es muy difícil, pero sí tener cubierto alguna “pata” de empleo. Otra “pata” de equipamientos para el ocio, la cultura y el bienestar, es decir, si queremos que la gente joven y dinámica se quede en nuestro pueblo tiene que ser atractivo, hay que poder pasárselo bien, y ya luego cuestiones básicas, como una sanidad de garantía, una educación, una dependencia, una atención para personas que lo necesiten, en definitiva, una serie de servicios que tienen que estar cubiertas.

Si trabajamos en estas tres líneas y conseguimos que haya un avance, habrá mucha gente que se quede aquí. Pero ya he visto a lo largo de estos años que esto no es garantía de que esto suceda. Es decir, son argumentos necesarios pero que no garantiza esto.

 

Aroche sí ha evolucionado en estas “patas” que has comentado, ¿no?

Yo creo que sí, creemos que en el tema del empleo Aroche es ahora mismo referente, tenemos un sector agrícola potente que antes no había, un sector que ha nacido y ha crecido. No exento de dificultades, porque el mundo en el que se compite ahora es un mundo global, donde al productor primario se le paga muy poco y toda esta cadena de por medio hasta que llega al comprador se sabe ya como es, pero estos son circunstancias globales, no son especificas nuestras.

Ahora mismo en Aroche existe un sector agrícola potente, que genera empleo y que pide a gente que venga aquí a trabajar, que además se está alargando porque hay una producción de cerezas importante que empieza pronto, y la de arándanos que viene después.

Hay otra masa de trabajadores fijos vinculados a esta actividad. Pero tenemos otro sector muy potente que ha soportado muy bien el tema de la crisis, como es el sector ganadero. Estamos potenciando el sector turístico y que creemos que ofrece cuestiones al futuro. El tema del empleo es algo que se ha sembrado muy bien.

En el tema de los equipamientos, sobre todo, en mis dos primeras legislaturas se hizo un esfuerzo enorme, renovamos instalaciones deportivas con un campo de futbol que ahora se está viviendo un momento muy dulce desde el punto de vista futbolístico, que seguramente tenga que ver con tener instalaciones de primer nivel.

No solo es el campo de fútbol, sino también una pista de pádel, una piscina cubierta, polideportivo cubierta, instalaciones deportivas de diversos tipos, rutas senderistas…

También tenemos una programación cultural “Alucinaría” que ha empezado en abril y termina en agosto e incorpora eventos de todo tipo.

En el tema de la sanidad en esta ultima legislatura hemos avanzado bastante, hemos tenido logros importantes que es preciso consolidar porque quizás no están lo suficientemente garantizados, muy bien en el tema de la educación que tenemos un instituto que es referencia.

 

Hablamos de sanidad, pero esto no es una responsabilidad directa del Ayuntamiento, pero sí que ustedes los alcaldes cuando hay un problema de dudas o de no saber qué va a ocurrir con determinados servicios, al final el alcalde siempre tiene que hacer frente a esta situación ¿no?

Los alcaldes y los ayuntamientos estamos para todo. Además, en estos pueblos de la sierra que estamos más lejos de la capital, todavía más. Actuamos como ventanilla única para todo, si alguien tiene un problema con la Junta o con una administración determinada, la gente acuda a ti para que intentes resolverlo. Pero es cierto que hay que centrar el debate, y los alcaldes no tenemos competencias en determinadas materias. Actuamos como dinamizadores de proyectos y logros y somos canalizadores de las opiniones del pueblo, la gente opina, manifiesta una necesidad y nuestra obligación es liderarla, encabezarla y plantearla para su resolución, y ese es el papel que yo creo que deben tener los alcaldes, o que yo pienso que yo tengo.

 

Antonio, ¿cuáles son los proyectos en los que hay que seguir trabajando o en los que hay que comenzar a trabajar en esta nueva legislatura?

Estamos todavía elaborando proyectos concretos y dándole forma a iniciativas que desvelaremos próximamente con la presentación de nuestro programa electoral. Sí es cierto que de manera global o genérica vamos a trabajar en la consolidación del sector del turismo, va a ser una prioridad en esta nueva legislatura, vamos a trabajar para que se consolide y tenemos proyectos que probablemente puedan ser referentes en el ámbito provincial. Voy a presentar uno que puede ser muy importante, no está aun cerrado, pero sí tiene vías de ser una realidad muy pronto. Nosotros queremos celebrar visitas de naturaleza d ellos Picos de Aroche, donde existe una riqueza ornitológica importante, hemos contentado con empresas del sector, algunas de ellas de las más potentes, incluso con varios cientos de miles de visitantes europeos en otros destinos turísticos que estarían interesadas en invertir en Aroche para acometer este tipo de proyecto.

Potenciar nuevos argumentos turísticos para complementar una oferta turística vinculada al hotel que estamos construyendo que en esta legislatura debe no solo finalizar las obras, sino que también debe abrirse al público.

Tenemos otras ideas que seguirán redundando en la modernización del espacio urbano de Aroche y la modificación de algunas cuestiones de planeamientos que deben repercutir en la generación de otros proyectos de índole industrial o urbana, entre otras.

También hay cuestiones que tienen que ver con los equipamientos culturales que tenemos que desarrollar más, profundizar, incrementar y trabajar para mejorar lo que ahora mismo tenemos. Son básicamente tres líneas generales de trabajo en las que después tendremos que añadir proyectos concretos para colectivos, asociaciones, equipamientos culturales determinados o deportivos con actividades vinculadas también a ello.

Hemos hablado de la transformación de los productos agrícolas, y la posibilidad de trabajar en ese sentido, ¿es algo que también tienes previsto en esta legislatura?

Es una posibilidad de futuro, va a depender de la iniciativa y del interés privado o emprendedor porque ese tipo de actividades se pongan en marcha. Nosotros vamos a poner todos los recursos a disposición de quien quiera llevar a cabo eso. Pero no es algo en que nosotros podamos nos podamos comprometer, no está en nuestras manos, es algo que podemos facilitar y gestionar con distintas administraciones, pero es algo que necesita y requiere de instituciones privadas.

Compiten tres legislaturas el próximo 26 de mayo, el Partido Popular, Ciudadanos y tú, ¿qué opinión le merece estas dos propuestas políticas?

El máximo respeto, como no puede ser de otra manera. La candidatura del PP es una candidatura que no incluye a ciudadanos de Aroche, en el caso de la candidatura de Ciudadanos son gente del pueblo, pero en los dos casos estoy convencido de que son candidaturas que plantean desde su óptica y su visión, proyectos que ellos entienden que hay que priorizar y entiendo que la manera de hacer política local que ellos crean necesaria.

Es normal que tengamos una visión diferente de las prioridades y con respecto a cómo organizar el trabajo y llevarlo a cabo. Por tanto, yo en principio el máximo respeto a todas las posiciones, visiones y prioridades.

Es cierto que la candidatura de Ciudadanos está encabezada por un antiguo concejal de mi grupo político al que evidentemente conozco en relación a eso, a ser compañeros de mi equipo y diré que es una persona trabajadora y constante, y que probablemente de que esta persona se haya ido han podido seguir diferencias ideologías o de otro tipo. Pero el máximo respeto por su candidatura y por su iniciativa y dar un paso hacia adelante, que no es fácil.  

 

Para finalizar, tu candidatura, ¿qué gente te acompaña en esta próxima aventura política en el caso que ganéis?

Hay un poquito de todo. Es intergeneracional, hay gente desde 21 años hasta los 76, ocupa todos los decenios de edades. Es una candidatura que tiene gente formada, somo cuatro licenciados, dos másteres, dos diplomados y el resto gente con estudios desarrollados, por tanto, es una candidatura formada y que recoge y representa las distintas zonas del pueblo y del barrio, con presencia de gente con distintos sectores económicos o laborales. En definitiva, es una candidatura diversa, que puede enriquecer mucho el trabajo que acometamos desde el ayuntamiento, siendo también de continuidad, aunque también hay gente que viene nueva para refrescar y dar aire al nuevo equipo de gobierno.

Me gustaría decir explícitamente que no desmerece en absoluto la no continuidad de otros compañeros de otras candidaturas anteriores, sino, que esto debe ser una mezcla de regeneración y de continuidad, por eso hay compañeros que salen y entran otros.  Creo que es bueno que entre gente nueva y joven, en el mundo de la política.