26
Dom, May

El alcalde de Galaroza, Antonio Sosa.

CARA A CARA

El alcalde de Galaroza, Antonio Sosa, repasa a lo largo de esta entrevista las principales cuestiones de actualidad que afectan al día a día de los vecinos de este municipio serrano.

¿Qué es lo más destacado que se ha realizado en lo que llevamos de legislatura?

Nosotros venimos ya de dos legislaturas anteriores. Ésta es la tercera consecutiva, aunque es verdad que el grupo de concejales ha cambiado, algunos continúan y otros no. En estos dos años que llevamos de legislatura lo que destacaría sería que económicamente hemos conseguido estabilizar el Ayuntamiento gracias al trabajo que venimos realizando en los últimos años y hemos llegado a un punto en el que la balanza se inclina a nuestro favor. El año pasado hemos conseguido un remanente de tesorería positivo y eso nos va a permitir afrontar estos dos años sacando a la luz ese trabajo interno que se ha hecho y que esperemos que ahora se vean los resultados.

¿A cuánto asciende ese remanente?

Es escaso, estamos hablando de 80.000 euros, pero es muy importante para el municipio. Lamentablemente, tenemos el límite de gasto que nos exige el gobierno de Rajoy y nos coarta el invertir y gastar aunque tengamos beneficios. Tenemos todavía una deuda importante, que estamos pagando. Teníamos un 150% de deuda y ahora no llegamos al 90%. Ha habido un reajuste económico importante que no ha impedido que se sigan prestando servicios desde el Ayuntamiento.

¿Cómo han conseguido esa rebaja de la deuda?

Aplicando la eficiencia en los trabajos y a eso nos hemos dedicado día y noche. Todos los servicios que prestamos no han notado ese reajuste e incluso este año hemos conseguido llevar a cabo proyectos importantes como, por ejemplo, las becas de estudio para los chavales que tengan problemas para estudiar en la universidad. El montante es de 2.500 euros y este año pondremos una cantidad superior. Los ajustes económicos que hemos hecho antes nos permiten ahora invertir en las políticas que para nosotros son prioritarias.

¿Preocupa la falta de empleo?

Estamos en la línea de la comarca lamentablemente en lo que a desempleo se refiere. Pero apostamos por crear empleo distinto al habitual. Por ejemplo, en la antigua plaza de abastos ahora hay cuatro locales comerciales con cuatro autónomos al frente. También estamos terminando una plantación de frutales en una parcela municipal, donde hemos sembrado más de una hectárea de manzano, que ha sido una seña de identidad de nuestro pueblo y queremos que sea una parcela demostrativa para que el resto de vecinos puedan plantar este fruto que tanto nos dio y que tanto futuro puede tener. Es un proyecto en el que hemos trabajado mucho.

¿Cómo va a influir en Galaroza la Denominación de Origen Jabugo o la Capitalidad Gastronómica?

Estamos en pleno corazón del centro del jamón y en todas las actividades, proyectos y grandes eventos que se hacen en la provincia y la comarca, la Denominación de Origen Jabugo será muy importante y la Capitalidad Gastronómica debe serlo igualmente. Se van a poner en valor nuestros productos y  el sector productivo se verá beneficiado. También vendrá gente a conocer la provincia, visitarán el pueblo y generarán ingresos.

¿Es el turismo una de las claves de futuro de Galaroza?

Nuestro pueblo no puede pilotar sobre un sector en concreto. A lo largo de los últimos 50 o 60 años ha habido diversos pilares. El sector de la construcción no fue muy grande, pero la carpintería fue un pilar muy  importante y la agricultura fue y debe serlo. También el sector cárnico y también el turismo, que es transversal para todos estos sectores ya que puede generar riqueza en todos ellos. Pero no para vivir sólo de él, aunque sí hay un campo importante de crecimiento y no hemos tocado techo en el sector del turismo en nuestro pueblo.

¿Es la estacionalidad el gran enemigo del turismo en el municipio?

Es un problema. A base de hacer promoción, eventos, dar servicios y crear otros alternativos como la ruta de bicicletas de montaña que se está gestionando en varios municipios de la comarca se puede combatir. Hay que apostar por proyectos comarcales y que seamos complemento unos de otros

¿Existe ese sentimiento de comarca?

La verdad es que los serranos siempre hemos sido muy localistas y personalistas, pero creo que poco a apoco ese sentimiento se va rompiendo. Logros como la DO Jabugo y otras infraestructuras están haciendo comarca y nos tenemos que dar cuenta de que cada uno por nuestra cuenta llegamos a menos sitios. Estamos condenados a entendernos todos.

¿Qué proyectos hay encima de la mesa para lo que resta de legislatura?

Hay uno que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo, como es el PGOU, que no acabamos de solventar. Hay que hacer una modificación importante en la LOUA para que la misma normativa no regule municipio de 100.000 y de 1.000 habitantes. Seguimos trabajando en ello y es el proyecto al que más horas dedicamos. Espero que todas las administraciones pongan de su parte y en poco tiempo podamos ver resultados que nos permitirían desarrollar el polígono industrial en el que tenemos demanda de suelo por parte de distintas empresas y nos vemos limitados. Es el objetivo prioritario del Ayuntamiento.

¿Cómo ve el alcalde de Galaroza el futuro del municipio?

Lo veo positivo. Necesitamos que se nos permita invertir el superávit para atender las necesidades del pueblo, aunque no sean competencia directa del Ayuntamiento. Hay que apostar por los municipios pequeños como hace Diputación y Junta, pero falta la pata del Estado que tiene que invertir en planes de empleo que generen puestos de trabajo estables.