18
Mar, Dic

CARA A CARA

La recién nombrada presidenta de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Estela González, analiza en esta entrevista la actualidad y los retos de futuro de este espacio. 

¿Cómo ha recibido su nombramiento como presidenta de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche?

El nombramiento lo he acogido con mucha ilusión y estoy muy orgullosa como serrana y como ambientóloga de titulación. Es un reto. Somos el segundo parque con más territorio a nivel andaluz y es una responsabilidad, porque como presidenta del parque y de la junta rectora hay que poner en valor las políticas que se van a desarrollar durante los próximos cuatro años.

¿Cuáles van a ser sus competencias?

Dentro de la Junta Rectora hay diferentes asociaciones y entidades que tienen distintas sensibilidades y el objetivo es llegar a un consenso y crear líneas de trabajo.

¿Cuál es su visión del parque?

Se presenta con muchos frentes abiertos. En cuanto a su protección y conservación del espacio está bastante bien, aunque todo es mejorable. A nivel social hay algunos conflictos y posiciones encontradas que es donde habrá que empezar a trabajar. Lo que más me preocupa es que veo falta de aceptación de los ciudadanos respecto a la protección del entorno y se ven dificultades donde debería haber potencialidades. La sensibilidad ambiental es imprescindible. Si uno no cuida el medio en el que desarrolla su actividad económica eso se vuelve en su contra. Por eso es lógico que nos impongamos unas normas. Es verdad que con el desarrollo y el uso de nuevas tecnologías las cosas cambian, pero todo esto conlleva ciertas limitaciones y que no todo vale.

Hay colectivos que se quejan de un exceso de burocracia…

Es verdad que hay una legislación que hay que cumplir y nos proponemos el agilizar esas gestiones y que se puedan hacer en el menor tiempo posible, siempre cumpliendo la ley. También queremos que la labor de los agentes de medio ambiente sea más informativa que sancionadora.

¿Hay un déficit de información?

Es vital informar y sensibilizar a todos los niveles para hablar del parque y sentirnos vinculados a él. Vivimos en un espacio protegido y hay que potenciarlo mostrando lo positivo que es mucho.

¿Cómo ve la marca Parque Natural?

Parece que no cuaja ni tiene demasiada difusión u habrá que plantearse por qué no y si hace falta apoyo económico o de cualquier otro tipo. Todos los productos que se generan en el parque pasan por un trámite de certificación y eso debe abrirnos muchas puertas.

¿Cómo valora el desarrollo turístico?

A mí me gusta el trabajo que están haciendo muchas empresas de turismo activo en la sierra. La mayoría son pequeñas empresa que dan un trato familiar y son grandes conocedores de todo el entorno y poco a poco se está potenciando el sector.

¿Cuál es su visión sobre el conflicto generado por la ilegalidad de algunas construcciones?

El parque tiene una normativa interna que regula cuál es la protección de cada área y determina qué actividades se pueden desarrollar. Se pueden regularizar ciertas situaciones pero hay otras que no. Vivimos en una sociedad que funciona en base a una legislación y no podemos saltarla.

¿Y la usurpación de caminos?

Es un tema por el que desde la Consejería de Medio Ambiente ya se ha iniciado una estrategia para defender el uso público de los caminos usurpados y el objetivo es devolver el uso público que tuvieron. Es complicado porque muchos años esos caminos han estado en fincas privadas y ahora hay que demostrar que eran caminos de uso públicos. Hay que ser dialogantes con los propietarios de las fincas, explicarles la situación y acudir a la legalidad si no hay acuerdos.

¿Cuál va a ser su primer trabajo a corto plazo?

A principios de septiembre vamos a convocar una junta rectora para empezar a dinamizar las cuestiones que hay sobre la mesa. Para mí es fundamental el acercar el parque a los colectivos para que nos transmitan sus inquietudes e ideas, quiero que me vean como un apoyo para hacer llegar a la junta rectora sus proyectos. Todos tenemos que participar porque a todos nos interesa. Queremos llevar el parque a todos los ciudadanos y a cada uno de los municipios para que se sientan parte de él.