26
Vie, Abr

CARA A CARA

El alcalde de Puerto Moral, Mario Guzmán, hace balance de lo realizado a lo largo de la legislatura en el municipio serrano y analiza la repercusión del turismo en la localidad.

¿Qué actividades importantes hay desde ahora y hasta final de año?

Todos los meses de julio y agosto tenemos actividades culturales. Después lo más importante será el belén viviente que ya mismo tendremos que empezar a prepararlo ya que conlleva mucho tiempo.

¿Tienen estas actividades una repercusión en términos turísticos?

No todos vuelven pero sí notamos que muchos repiten después de haber conocido el pueblo por primera vez en eventos como estos. El turismo para nosotros es  muy importante y sobre todo en un pueblo como el nuestro que no llega a 300 habitantes y los negocios para ser rentables necesitan que venga gente de fuera.

¿Qué resultado está dando la infraestructura habilitada alrededor del pantano?

La cantina está funcionando muy bien, con mucha gente sobre todo los fines de semana. Se echa allí un día muy agradable en la zona del embalse. Aunque tenemos una carretera que rodea Puerto Moral para llegar al embalse, muchos pasan al final por el pueblo para comer o tomar algo.

¿Qué nuevas infraestructuras turísticas van a poner en marcha?

La iglesia es el elemento de más valor. Tenemos también el jardín botánico y el molino que puede visitarse. Ahora tenemos un proyecto y hemos solicitado una subvención para arreglar un molino privado y queremos ponerlo en valor. Está en la parte de arriba donde se hace el belén viviente.

¿En qué situación está el municipio en términos de empleo?

La situación es complicada, sigue habiendo bastante paro y lo que los vecinos encuentran suele ser muy precario. Intentamos hacer pero estamos muy limitados. Pese a ello, ponemos a su disposición todo lo que podemos.

¿Qué papel juega el Parque Sierra de Aracena y Picos de Aroche?

Es un plus pero también nos limita a la hora de hacer muchas cosas y hay que buscar a fórmula para evitar el despoblamiento de los municipios.

¿Qué obras hay proyectadas hasta el final de la legislatura?

Uno de los proyectos es la rehabilitación del molino. También el arreglo de calles pequeñas del municipio para hacerlas más accesibles. Queremos agrandar la zona de la feria de ganado y aprovecharla para hacer más actividades y habilitar aparcamientos para el belén viviente. Y vamos a arreglar la pista del polideportivo y el restaurante que hicimos vamos a dotarlo para que se pueda abrir, ya que queremos sacarlo a concurso y así la inversión será menor para poder empezar.

¿Cómo valora la legislatura?

De forma positiva. Me habría gustado hacer más coas, pero el presupuesto y el techo de gasto nos limitan bastante. Somos un pueblo saneado, sin deuda ni préstamos y tenemos algo de remanente que no podemos invertir. Hemos cumplido lo que habíamos prometido.

¿Se han solucionado los problemas de corte de luz?

Nos reunimos varios pueblos afectados con Endesa y nos dieron una serie de obras y arreglos que iban a hacer, ya que las infraestructuras están obsoletas. Entendemos que haya una avería puntual pero no cortes de suministro durante un día. Estamos a la espera y vamos a estar muy pendientes.

¿Se presentará de nuevo?

Por mi parte sí tengo la intención de presentarme y espero que mi equipo lo haga también. Creo que hemos hecho las cosas lo mejor posible y tenemos ganas de seguir haciendo todo lo que no se ha podido llevar a cabo por culpa de las limitaciones que tenemos impuestas. Queremos que la gente venga al pueblo y lo vea limpio.