26
Vie, Abr

CARA A CARA

José Tomás Paulino es el secretario de la Asociación de Semana Santa María Auxiliadora de Puebla de Guzmán y vestidor de la Virgen de la Caridad y cuenta cómo se está viviendo el robo que ha sufrido la imagen este pasado fin de semana.

¿Qué ha sucedido exactamente?

La Virgen de la Caridad estaba en el paso procesional después de la feria y estaba ataviada con sus joyas de salida y cuando hemos ido a trasladarla a su altar nos hemos encontrado que le faltaba su mano izquierda y todo el oro que llevaba.

¿Hay novedades en la investigación?

De momento sin novedades.

¿Cuál es el sentir de los vecinos y del pueblo?

El oro se repone. Lo que nos preocupa y nos hace dar la voz de alarma es la mano de la virgen que ha desaparecido y que queremos recuperar. Lo que la gente quiere es que aparezca la mano, ya que como te digo el oro es material y se repone, aunque sean regalos de vecinos de la localidad.

¿Cómo ha podido suceder? ¿Qué hipótesis manejáis?

El domingo hubo misa a las doce del mediodía y una vez finalizada el párroco mantuvo una reunión en el despacho de la parroquia y después sobre la una y cuarto salió por la puerta y cerró la parroquia y en ese momento no faltaba nada. Suponemos que la persona o personas que han robado se ha ocultado en el interior de la iglesia y ha salido después por una puerta lateral. Nosotros hemos llegado sobre las cuatro y media de la tarde y ya se había producido el robo.

¿Qué recomendaciones os ha dado la Guardia Civil?

Ellos han mandado a la Científica para coger huellas y nos aconsejaron que difundiéramos estos hechos para que la gente sepa que se está buscando la mano de la virgen.

¿Habéis planteado la necesidad de instalar algún sistema para evitar sucesos futuros?

Estamos centrados en que se solucione, si bien es cierto que deberíamos tener algún sistema que al menos detecte movimientos en el interior de la iglesia, aunque también hay que decir que a diario las imágenes tan solo llevan bisutería y las cosas de valor no están allí en ese momento.