18
Mar, Jun

CARA A CARA

La directora del centro Paz y Bien 'El Múrtiga' de Galaroza, María José Álvarez, analiza en esta entrevista el trabajo que realiza su asociación con personas discapacitados en la provincia de Huelva, con especial atención a su radio de acción en la Sierra.

¿Cuál es la historia del centro?

El centro se inaugura en 2002 aunque se empezó a trabajar antes en un estudio de necesidades para comprobar y saber si este servicio específico era necesario o no. Se inició en 1999 y el apoyo de los Servicios Sociales Comunitarios fue fundamental porque conocían las necesidades de la zona. Al no haber un centro específico muchas de las personas adultas con discapacidad estaba en sus casas y no había una necesidad sentida, por lo que hubo que captar y despertar esa necesidad. Comenzamos con 5 usuarios y ahora hay más de 50 en el centro de Galaroza. Después se crearon nuevos servicios como el centro de menores de Corteconcepción y después se inauguró el centro de día en el Andévalo. En 2009 se inauguró el hotel Sierra Luz, de turismo accesible y en 2015 se inaugura el centro residencial El Chanza que es un recurso complementario al centro de día de Galaroza. Ahora notamos que tenemos las puertas abiertas allí donde llamamos y presentamos proyectos. Llevamos 20 años trabajando en la zona y nos conoce mucha gente y saben cómo trabajamos.

¿Qué beneficios obtienen los usuarios?

El primer apoyo es la normalización. Tienen una motivación, un trabajo y se relacionan con personas. Encuentran un referente en un grupo amplio con un abanico de actividades muy variado.

¿Qué barreras quedan por superar?

La inclusión a nivel laboral es lo que está por mejorar. Hay que seguir trabajando en la integración social y el culmen es la integración laboral.

¿Cómo lo viven los usuarios?

Una persona que tiene el deseo de trabajar si no lo puede cumplir se frustra y lo pasa mal. Hay que ver qué se puede ofrecer y qué mecanismos se pueden plantear para que estas personas tengan una posibilidad.

¿En qué consistió el acto del pasado 5 diciembre?

Paz y Bien ha decidido aportar por la celebración de un acto institucional, que en otros años se ha hecho en Sevilla. Se hizo visionado de los proyectos y servicios que se prestan en los distintos pueblos y comarcas. Además se entregaron seis galardones en distintas categorías: apoyo institucional, compromiso social, superación de barreas sociales, comunicación, superación personal y trayectoria profesional. El galardón es una escultura de barro que se hace en el taller de cerámica. También hubo una puesta en escena del grupo de danza integrado por personas con discapacidad que vienen desde el centro de Santiponce.