25
Lun, Mar

CARA A CARA

El alcalde de Hinojos, Miguel A. Curiel, analiza en esta entrevisto los hechos acaecidos en el municipio tras la reyerta ocurrida el pasado 6 de diciembre y lanza un mensaje de tranquilidad a sus vecinos.

¿Qué sucedió en Hinojos?

El día 6 por la tarde hubo una pelea entre una familia inmigrante, que lleva más de 18 años empadronada en el municipio, con otros vecinos inmigrantes rumanos que están aquí por la campaña de la aceituna. Discutieron por un vado  y le dieron un puñetazo a un niño de 13 años y a partir de ahí se ha generado un conflicto y la ciudadanía estaba muy susceptible ya que estas acciones generan alarma.

¿Qué actuaciones se han llevado a cabo hasta el momento?

Estos hechos desembocaron en un trabajo minucioso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado que se han saldado con una detención. Al mismo tiempo, me he reunido con el pueblo porque quería escucharlo y atenderlo y ver qué piensan de primera mano. Fue un acto en el que se llenó el salón de plenos, la gente participó y contesté a todas las preguntas que se plantearon.

¿Se han tomado ya medidas?

Hemos llegado a acuerdo con la empresa dueña de las casas para que los inquilinos deban estar inscritos en el Registro de Demandantes de Viviendas del Ayuntamiento de Hinojos y  estamos dando pasos para controlar este tipo de inmigración que a veces perturba la tranquilidad de un pueblo, que es de los más tranquilos de la comarca. Tenía que lanzar un mensaje de tranquilidad de los vecinos ya que nada puede perturbar la vida de un muncipio que es tranquilo, acogedor y solidario.

¿Cuál es el sentir de los vecinos?

Su principal preocupación es que no ocurran hechos de la misma índole. Cuando pasan estas cosas a veces hay quien intentar lanzar mensajes xenófobos que calan en la sociedad y he intentado que eso no pase desde el primer momento. Los vecinos quieren sentirse seguros y piden servicios de Policía Local por la noche y vamos a ver qué se puede hacer al respecto. Esto ha sido un hecho aislado del que determinados colectivos quieren sacar partido y eso no puede ocurrir. No se puede sacar partido el dolor o de un hecho aislado.

¿Qué otras medidas se han planteado?

Habrá también especial vigilancia sobre las normas cívicas y de convivencia que están recogidas en las ordenanzas municipales. Todos somos ciudadanos y tenemos que adaptarnos a las normas. El objetivo es mantener el orden y la paz en nuestro pueblo

¿Es Hinojos un ejemplo de integración?

Los datos son objetivos y dicen que Hinojos es uno de los pueblos con menor índice delictivo del Condado. Tenemos inmigración de distintos puntos del mundo y hasta hoy nada había alterado el día a día de nuestro municipio. La multiculturalidad es una realidad que tenemos que seguir defendiendo.