23
Sáb, Feb

CARA A CARA

El parlamentario andaluz por el PSOE de Huelva, José Fiscal, analiza en esta entrevista los resultados de las pasadas elecciones autonómicas y valora el nuevo gobierno surgida tras esta última cita con las urnas en Andalucía.

¿Cómo valora los resultados de las últimas elecciones andaluzas?

Lo indiscutible es que hay un presidente del PP que, como Susana Díaz dijo, tiene toda la legitimidad y el equipo que forme la tendrá también porque así lo han querido los ciudadanos, igual que pasaba antes y sin embargo el PP hablaba de voto cautivo, clientelismo y régimen. Los ciudadanos votaban tan libre antes como lo hicieron el pasado día 2 de diciembre dando lugar a la conjunción de fuerzas de PP y Ciudadanos con la colaboración de la extrema derecha, sin la que no habría gobierno. Es legítimo pero lo calificamos como el pacto de la vergüenza porque esto solo pasa en Andalucía y en Europa estas mismas fuerzas impiden pactar con la extrema derecha.

¿Y en clave interna?

Hay que analizar varias cosas. Aquí tres partidos han perdido apoyos. El PP, Andalucía Adelante y PSOE, mientras que Ciudadanos ha subido y ha irrumpido la extrema derecha. El que menos ha perdido ha sido el PSOE porcentualmente. No estamos satisfechos pero hay que recordar que quien es presidente de la Junta lo es con los peores resultados del PP en Andalucía. La izquierda se quedó en casa y se quedó porque no encontraron un aliciente para salir a votar al PSOE. Tenemos varias explicaciones, como son los 36 años de gobierno, que hemos salido de lo peor de la crisis y la recuperación de derechos no ha ido a la velocidad que los ciudadanos exigen y, sobre todo, la coyuntura nacional. Ciudadanos basó su campaña en Cataluña y todo esto ha pesado mucho y ha enrarecido el ambiente. Con todo, el PSOE ganó las elecciones, sacó 8 puntos al segundo que es el PP, pero aun así no ha sido suficiente para poder formar gobierno. Ahora hay que trabajar y mirar hacia adelante partiendo de la premisa de que es el partido con más apoyos y de que gobierna la derecha apoyada por la extrema derecha.

¿Cómo aborda el PSOE esta nueva situación a la que en Andalucía no está acostumbrado?

No estamos acostumbrados porque nunca ha sucedido, pero emprendemos esta nueva etapa con serenidad, con ilusión y tomando nota de las cosas que se hayan podido hacer mal para corregirlas. El PSOE debe ser y será la garantía para impedir que se pierdan las conquistas sociales logradas en Andalucía.

¿Qué le pareció el discurso de Susana Díaz?

Fue un discurso de oposición y se presentó como la líder de la oposición. Fue duro y crítico, como corresponde, y dejando clara, al mismo tiempo, la idea de que el gobierno que surge tiene toda la legitimidad democrática que emana de la voluntad del pueblo. Hizo lo que tenía que hacer y reivindicó al PSOE como el garante de las conquistas sociales.

¿Cómo está Susana Díaz?

Está con una energía y unas fuerzas tremendas. Es una persona luchadora a la que ahora le toca hacer oposición y lo hará como merece el millón de ciudadanos que votaron al PSOE.

 

¿Están en riesgo los derechos de las mujeres?

Sí, están en riesgo, y por eso le preguntamos al presidente que piensa hacer con las exigencias de VOX que califica de irrenunciables como eliminar la ley contra la violencia de género.

¿Fueron prematuras las protestas en torno al Parlamento?

Esa convocatoria hecha por colectivos feministas se hizo antes de que se conociera si quiera la fecha del pleno de investidura por lo que no se convocó para hacerla coincidir con el debate de investidura. Fue bastante antes. A mí me pareció bien y por eso el PSOE apoyó la movilización pacífica y en defensa de unos derechos que están en riesgo. Con todo, hay que tener la piel muy fina para criticarla ya que Moreno Bonilla y Loles López han alentado muchas veces la concentraciones y el PSOE siempre ha respetado las movilizaciones aunque no nos gustaran.

¿Peligra la Ley de Memoria Histórica?

Es otra cuestión que está en riesgo. Se anunció que la cambiarían por una especia de ley de concordia. Todo lo que no sea devolver la dignidad a los herederos de quienes tienen familiares en las cunetas no vale. No se busca revancha sino dignidad y VOX sí está empeñado en reabrir heridas.

¿Qué le parece que se ponga en marcha una auditoría interna?

Discrepamos la manera de gestionar lo público pero nos parece normal. Ellos saben que en la anterior legislatura no hubo ningún escándalo y que los asuntos surgidos se remontan a diez años atrás. Que levanten todo lo que quieran que no van a encontrar nada irregular.

¿Se pueden bajar impuestos y mantener los servicios?

No

¿Se puede reducir la administración autonómica?

Sí, pero con un perjuicio evidente para el ciudadano. Se puede reducir el Infoca o el 112 pero las urgencias no se abordarán con la misma efectividad que ahora. Tendrá una absoluta nefasta en la gestión del servicio público.

Se habla de regeneración democrática, de eliminar aforamientos…

Estamos a favor de eliminarlos. Hagámoslo en toda España. Y que expliquen qué quieren decir con regenerar. Si hablan de hacer las cosas de manera distinta es legítimo y que hagan lo que tengan que hacer desde el punto de vista político. Otra cosa no sé a qué se refieren. A nosotros nos tendrán enfrente cada vez que una medida del gobierno suponga una reducción de derechos.

¿Cuál es la estrategia de futuro ante la cercanía de las municipales?

Aquí hay que trabajar diariamente y la estrategia se basará en explicar mejor lo que el PSOE ha hecho en los ayuntamientos donde gobierna y trasladar que somos la garantía de que derechos duramente conquistados no se pierdan. Tenemos que reorganizarnos para ayudar a nuestros alcaldes a mantener las alcaldías y a que nuestros candidatos accedan allí donde no gobernamos.