21
Dom, Jul

AGRICULTURA

El secretario general UGT-FICA Huelva, Luciano Gómez, acompañado del secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra, y del secretario provincial de COAG-Huelva, Enrique Acción, han informado este viernes sobre la firma del convenio para el campo onubense, que tendrá vigencia para los años 2018, 2019 y 2020.

Según han informado en una nota de prensa, dicho convenio apuesta por la mejora en las relaciones entre trabajadores y empresarios, de manera que las tres organizaciones firmantes se han felicitado por haber podido culminar este proceso de negociación, con un convenio colectivo que supone "un avance y una mejora importante tanto en materia normativa, como en materia económica".

De este modo, han indicado que "se mejora económicamente con una subida salarial del tres por ciento (2,3+0,70%); una paga de fidelización de 1,15 euros por día de trabajo, así como se suman siete días más a la paga de beneficios.

En materia de jornada se reducen tres horas por semana para los trabajos con los pies en agua o fango y en cuanto a las vacaciones y licencias, se añade un día más y cinco por matrimonio, respectivamente.

Otro de los aspectos se centra en los beneficios sociales de ayuda en caso de fallecimiento por accidente de tres meses, y por jubilación se establece una paga de seis meses de salario.

Además, han destacado que se profundiza en los aspectos de igualdad y no discriminación, así como la formación y erradicación del acoso laboral y se establece la Tarjeta Profesional Agraria (TPA) que "garantizará y certificará la formación en materia de prevención de riesgos laborales".

En definitiva, como han subrayado, se trata de "un convenio que nos acerca a la equiparación con otras provincias de Andalucía y cumple con el Acuerdo Nacional de mejora de la empleabilidad laboral, firmado entre la patronal y los sindicatos UGT y CCOO, que es de obligado cumplimiento para todas las partes".

Además, las organizaciones consideran "fundamental" la necesidad de la creación de un convenio del campo de ámbito andaluz, para que en todas las provincias de la comunidad autónoma existan "las mismas condiciones laborales y sociales para los trabajadores del campo, sin existencia de discriminación".

Por otro lado, UGT, UPA y COAG inciden en que los procesos de externalización mediante subcontratas "deben revisarse para que se declaren las jornadas y se termine con la economía sumergida".

Las organizaciones también han tenido en cuenta en el escrito el desarrollo y actualización de las capacidades profesionales de los trabajadores del sector agrícola, ganadero y forestal.

Según han indicado, "el convenio colectivo respeta el principio de igualdad y no discriminación y las organizadoras trabajarán para fomentar un entorno laboral que garantice la dignidad de los trabajadores, así como se mejore la salud laboral".

Hay que recordar que UGT se desmarcó del convenio colectivo firmado entre la patronal Asaja y CCOO, --sindicato que cuenta con el 60 por ciento de representatividad en este sector--, al considerarlo "insuficiente" para los trabajadores.