16
Jue, Ago

CAMPIÑA

San Juan del Puerto ya está en camino. A las nueve y media de esta mañana y por orden de la Hermana Mayor Loli Cartes al carrero Marcelo Aroca, la más que centenaria filial número diez se ponía en marcha para reencontrarse este jueves sobre las siete y media de la tarde con la Blanca Paloma.

La Hermana Mayor manifestó que “este año se hace realidad uno de mis sueños, es inmensa la emoción que me invade”. El cuerpo de caballistas antecedía a la comitiva presidida José Mª Márquez Minchón y junto a él su Junta de Gobierno y la alcaldesa Rocío Cárdenas Fernández.

Tras partir de la Capilla de la calle Virgen del Rocío, la Hermandad enfilaba la calle Huelva para efectuar su habitual parada en la Residencia de Mayores San Joaquín y Santa Ana; el canto de la Salve en una abarrotada Plaza de la Iglesia y posterior parada en la Ermita de Los Remedios para ponerse de lleno en la carretera que une con Moguer. Detrás de la carroza del Simpecado, este año adornada con tonalidades anaranjadas y cinta alusiva al 550 Aniversario que viene conmemorando la localidad, un amplio grupo de peregrinos y varias decenas de romeros cantando sevillanas. Los charrets, las manolas y remolques cerraban una comitiva de casi 2 kilómetros de longitud en una bonita mañana donde los vecinos se echaron a las calles a despedir a los rocieros.

En la tarde de ayer, tenía lugar el tradicional recorrido de despedida de la carroza del Simpecado que efectuó las pertinentes paradas en las casas de quienes alguna vez ejercieron de Hermano Mayor o presidente de la Hermandad. Cabe destacar la realizada en la puerta del Ayuntamiento donde Carmen Molina acompañada de Francis Cruzado cantó unas sentidas sevillanas y la alcaldesa, acompañada de los miembros de la Corporación, entregó al presidente un facsímil de la Carta-Puebla que irá portado este año en la carroza y un ramo de flores.

La Hermandad del Rocío de San Juan del Puerto tiene por delante unos días intensos. La programación de acto proseguirá ya en la aldea el viernes a la una de la tarde con una convivencia de hermanos con el director espiritual; la presentación oficial ante la Virgen a primeras horas de la tarde del sábado o su participación en la Misa de Pontifical y solemne Rosario el domingo por la noche en los momentos previos al salto de la reja y posterior visita de la Virgen a las distintas Hermandades. A la de San Juan del Puerto, en pleno Real, llegará la Virgen a primeras horas del Lunes de Pentecostés. No será hasta el próximo miércoles 23 cuando los sanjuaneros rocieros regresen al pueblo sobre las siete de la tarde y tenga lugar la entrega de vara a Mari Carmen Toscano Martín, Hermana Mayor entrante para la romería 2019.

Publicidad
sierraluz