20
Vie, Abr

CAPITAL

La dirección del área hospitalaria Juan Ramón Jiménez ha condenado las agresiones sufridas en los últimos días por dos profesionales en el área de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, un enfermero y un vigilante de seguridad, durante el desempeño de su labor habitual en este servicio, al mismo tiempo que ha mostrado su solidaridad con los profesionales afectados, los cuales han presentado la correspondiente denuncia de los hechos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde el centro hospitalario han resaltado en un comunicado que cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, no puede justificarse bajo ningún concepto, por lo que han realizado un llamamiento público en contra de esta clase de comportamientos incívicos.

Al mismo, han destacado que este hecho aislado no refleja el comportamiento habitual de los usuarios que son atendidos en el area hospitalaria. A su vez, han recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado ya numerosas sentencias en estos casos.

Al respecto, se han castigado con penas de uno a tres años de prisión, a lo que han contribuido los encuentros entre los responsables de la Consejería de Salud y del ámbito judicial para promover esta tipificación.

De hecho, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) obtuvo el año pasado un total de siete sentencias condenatorias por agresiones a profesionales en los centros sanitarios públicos de la provincia de Huelva, en el marco del 'Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales' que tiene en marcha la Junta, primero a nivel nacional en este ámbito.

De estas sentencias condenatorias, logradas gracias a las asistencias letradas prestadas por la Asesoría Jurídica del SAS a profesionales víctimas de agresiones en el desempeño de su trabajo, una ha sido por delito de atentado y el resto por amenazas, lesiones e injurias, entre otras.

95 AGRESIONES EN 2017
En 2017 se registraron en la provincia de Huelva un total de 95 agresiones a profesionales de la sanidad pública, 12 de ellas físicas y 83 verbales. Se trata de unas cifras que se han reducido en comparación con el año anterior, en el que se notificaron 133, 14 físicas y 119 verbales. La mayoría se concentran en el personal sanitario --médicos, profesionales de enfermería y auxiliares de enfermería-- con un 78 por ciento del total.

El Servicio Andaluz de Salud cuenta con un 'Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales del sistema sanitario público andaluz' que engloba asistencia jurídica, apoyo psicológico, formación y diferentes medidas y protocolos que tienen como objetivo prevenir y minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.

Este plan establece un protocolo de actuación en el que se recomienda a los profesionales qué hacer ante una agresión física o verbal. La primera medida que se aconseja a los profesionales es solicitar ayuda a una tercera persona --personal de seguridad o un compañero-- para manejar la situación y, al mismo tiempo, para que pueda ser testigo de los hechos. Si la situación persiste, se recomienda avisar a los Cuerpos de Seguridad para que se personen en el centro y notificar el hecho al responsable del centro sanitario.