23
Mié, May

CAPITAL

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, y el comisario de la Policía Nacional, Florentino Marín, han brindado este viernes un reconocimiento a dos vigilantes de seguridad que el 15 de marzo en el hipermercado Carrefour de Huelva salvaron la vida de un bebé de tan sólo 20 meses que entró en parada cardiorrespiratoria.

José María Diéguez y Jesús Salas han recibido una metopa de agradecimiento de la Policía Nacional por su "brillante actuación", en un sencillo acto celebrado en la Subdelegación del Gobierno y en el que también han participado los propios padres de la niña, Jorge Carrillo y Mayra Guamán; el director de Hipermercados de Carrefour, Francisco Molina, y el director de Operaciones del Grupo Ombuds, Jorge Solans, entre otros, ha informado la Subdelegación del Gobierno en una nota.

La subdelegada ha remarcado "la preparación y profesionalidad" de ambos vigilantes, quienes respondieron con "eficacia y diligencia" a los gritos de auxilio de la madre y mantuvieron con vida a su hija de 20 meses haciéndole masajes cardíacos y el boca a boca hasta la llegada de los equipos sanitarios.

"Ya los padres de la niña han tenido la oportunidad de agradecer a José María y Jesús lo que hicieron por su hija y hoy tanto desde el Gobierno como desde la Policía Nacional queremos darles las gracias a estos dos extraordinarios profesionales por un trabajo ejemplar", ha señalado Grávalos.

Por su parte, el comisario ha subrayado la labor que desarrollan los profesionales de la seguridad privada, "un trabajo que contribuye a fortalecer nuestra seguridad, a prevenir y combatir los delitos y, también, a responder con eficacia y rapidez ante situaciones de emergencia donde está en juego la propia vida".

Por último, los padres del bebé han calificado de "héroes" a los dos vigilantes, quienes se han mostrado especialmente satisfechos y felices "por salvar la vida de una niña".