23
Mié, May

CONDADO

La Casa de la Cultura de Niebla acogió el acto de entrega de los Premios Elena Whishaw, organizado por la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva por segundo año consecutivo para hacer un reconocimiento a las mujeres y entidades de la comarca que han contribuido a través de su trayectoria a la igualdad de género.


Desde primera hora, las 19:00, multitud de personas de todos los pueblos de la comarca esperaban en la puerta del antiguo Hospital Nuestra Señora de los Ángeles, en la céntrica plaza de Santa María de la Granada, a que comenzase el acto. Allí pudieron visitar la exposición “25 años de asociacionismo de mujeres en el Condado de Huelva”, en la que participan las 25 asociaciones de mujeres de la comarca. Esta muestra, que ya ha pasado por Almonte, Manzanilla, Villarrasa, Moguer y Chucena, estará en Niebla hasta el día 18 de mayo y seguirá su gira por Palos de la Frontera, Villalba del Alcor y Bonares.

Tras una rápida visita a la exposición, las personas asistentes tomaron asiento y Nuria Clavijo, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Niebla y presentadora del acto, dio la bienvenida y pasó la palabra a Laura Pichardo, Eva Salazar y Juan Antonio García. La alcaldesa de Niebla mostró su satisfacción por acoger otro año más la gala de estos premios que nacieron al amparo de los actos celebrados para conmemorar el centenario de la llegada de Elena Whishaw a Niebla. Por su parte, Eva Salazar, como coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer, mostró su agradecimiento a todas las asociaciones de mujeres allí presentes por su labor diaria como transformadoras de la sociedad.

Juan Antonio García, presidente de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva, hizo hincapié durante su intervención, en la importancia que supone para esta entidad supramunicipal poder contribuir a la visibilización de las mujeres, una tarea que considera “fundamental” en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. En este sentido, García explicó que desde hace dos años la comarca condal cuenta con un Centro de Información a la Mujer itinerante que, a su parecer, supone un “hito importante para llevar a cabo de manera formal todo el trabajo que la Mancomunidad lleva realizando por la igualdad”. Y aseguró: “El CIM nos ayuda a aprovechar sinergias y a darle un enfoque transversal al trabajo por la igualdad de género, al coordinarse con otras instituciones para llevar a cabo un ambicioso programa”.

Se trata de ‘El Condado de Huelva con rostro de mujer’, con el que se continuarán organizando actividades de género como la marcha por la igualdad o la celebración de numerosos talleres, subvencionados por el Instituto Andaluz de la Mujer y organizados en colaboración con las asociaciones de la comarca.

Tras la bienvenida, la investigadora del Centro de Estudios Juanramoniano de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, Rocío Bejarano, intervino con su conferencia ‘Zenobia, mujer actual’, con la que hizo un recorrido por las distintas facetas de Zenobia Camprubí, una mujer emprendedora, viajera y solidaria. Además, se proyectó un audiovisual sobre la vida de esta extraordinaria mujer a través de fotografías y escritos de Juan Ramón Jiménez.

Y entonces llegó el momento más esperado de la tarde: la entrega de los premios. La primera mujer reconocida fue Juana Coronel Rojas, de Palos de la Frontera, por su trayectoria en el ámbito profesional. Carmelo Romero, alcalde de Palos de la Frontera, hizo entrega del premio a esta mujer que tuvo que hacerse cargo de un negocio de reparación de neumáticos y lo convirtió en una reconocida empresa del municipio, que se caracteriza por la calidad de sus servicios y la atención a toda su clientela.

Por su parte, Antonia Hernández López fue la galardonada en el ámbito social por su labor durante 20 años en la Asociación para la Prevención y el Estudio de las Toxicomanías (APRET). La diputada territorial del Condado y concejala de Almonte, Rocío de la Torre, fue la encargada de hacer entrega del premio.

El siguiente galardón, en el ámbito artístico, recayó en María José García Mora. Esta Licenciada en Bellas Artes y Graduada en Conservación y Restauración de Bienes Culturales ha logrado a sus 32 años un reconocido prestigio en la conservación, defensa y difusión del patrimonio cultural de Andalucía y, en particular, de Niebla, su municipio de origen. La alcaldesa, Laura Pichardo, se congratuló de entregarle el premio.

La bonariega Manuela Pérez Camacho fue reconocida en el ámbito político por su comprometida trayectoria a favor de la democracia y la defensa de los derechos de las mujeres. El presidente de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva y alcalde de Bonares, Juan Antonio García, entregó el Premio a la que actualmente es vicepresidenta de la agrupación municipal socialista del municipio.

En el ámbito deportivo, la galardonada fue la joven lucenera Blanca Betanzos Orihuela. Esta deportista internacional del CODA, que tiene en su haber dos medallas de oro, tres medallas de plata y una de bronce en natación y atletismo, recibió el premio de manos de su alcalde, David Vivas.

La entidad que consiguió el premio Elena Whishaw por su contribución a la igualdad entre hombres y mujeres fue la Hermandad del Rocío de Hinojos, por su colaboración con la asociación Santa Marta de Ayuda a la Infancia de Puerto Maldonado (Perú), que acoge en sus casas a multitud de niñas y adolescentes que sufren, abusos, explotación sexual, embarazos precoces… y se encuentran en una grave situación de abandono material y moral.Isabel Vázquez, concejala de igualdad de Hinojos, hizo entrega de este premio a las representantes de la Hermandad.

Por último, la comisión evaluadora de los Premios Elena Whishaw consideró conveniente conceder una mención especial por su trayectoria vital a la escacenera Valentina del Valle Justel. La vida de esta mujer es el reflejo de muchas mujeres andaluzas que, desde el sacrificio y la privación, llegaron a obtener un título universitario en una época en la que el estudio era cosa de hombres. Eulogio Burrero, alcalde de Escacena del Campo hizo entrega de este premio.

Para finalizar el acto, la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva invitó a las personas asistentes a una copa de vino de la D.O. Condado de Huelva y a un aperitivo en un espacio inmejorable: el Centro de Interpretación del Patrimonio Histórico del Condado, una moderna e interactiva infraestructura turística realizada por la entidad hace más de diez años.