23
Lun, Jul

CONDADO

Unos 1.000 equinos en estado semisalvaje serán llevados este martes desde la aldea del Rocío hasta el pueblo de Almonte en la conocida tradición de la Saca de las Yeguas, guiados por yegüerizos, para participar en los próximos días en la feria ganadera de la localidad. Se trata de un certamen ganadero, que se celebrará hasta el 30 de junio y en el que se desarrollarán las faenas dirigidas a mejorar el bienestar de los équidos.

Aunque la Saca de las Yeguas comienza oficialmente este lunes, día en el que los yegüerizos se organizan y se distribuyen en grupos por los distintos puntos de Doñana en los que pasta el ganado, para reunirlo y dirigirse con él a la zona conocida como 'Boca del Lobo' en la aldea, será este martes, sobre las 10,00 horas, cuando las yeguas, agrupadas en cuatro tropas, pasarán por la puerta del Santuario de la Virgen del Rocío, donde se realizará la bendición y se rezará la Salve.

Tras este acto, yegüerizos y ganado continuarán su camino hacia Almonte, donde realizarán su entrada por el camino de Los Llanos sobre las 19,30 horas, previa al recorrido por las calles del pueblo organizados en nueve tropas hasta llegar hasta el recinto ganadero, lo que constituye uno de los momentos más espectaculares de esta tradición.

Cabe recordar que durante todo el proceso estará presente un grupo compuesto por cuatro veterinarios que velará por el buen estado de los ejemplares, han informado desde la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño en un comunicado.

Tras la suspensión de la Saca en 2017 este evento vuelve a celebrarse este año. Se trata de una tradición que se remonta a la ordenanza promulgada en 1504 por el Duque de Medina Sidonia y que la citada asociación ha conservado hasta la actualidad, cuando se considera una de las costumbres más emblemáticas y atractivas de cuantas alberga la localidad onubense.

La Saca de las Yeguas es, a grandes rasgos, una faena ganadera que consiste en recoger el ganado caballar de raza marismeña que ha permanecido durante todo el año pastando y reproduciéndose en distintos enclaves del Espacio Natural de Doñana para llevarlo a Almonte, donde en los tres días sucesivos se celebra el certamen ganadero.

Allí, en el recinto ganadero Huerta de la Cañada, los yegüerizos realizarán del 27 al 29 de junio las faenas tradicionales, como la tusa (corte de crines y colas) o el marcaje e identificación de ganado, unas tareas a las que se une este año la revisión y valoración morfológica del patrón racial de los équidos de raza marismeña, algo en lo que la asociación ha venido trabajando en los últimos meses tanto con expertos en la materia como organizando actividades formativas que contribuyan a que los propios ganaderos sean capaces de reconocer estos rasgos.

EL DÍA 30 SERÁN DEVUELTOS A DOÑANA

Una vez finalizado el certamen, el día 30, los animales serán devueltos a su entorno donde permanecerán en libertad el siguiente año, aunque esta vez no sólo a las cinco fincas en las que se encuentra actualmente, sino a siete, al incorporarse dos más en el Espacio Natural de Doñana.

Durante el certamen tendrán lugar otras actividades que enriquecerán la cita, como por ejemplo una exposición de fotografía sobre los usos tradicionales en Doñana organizada por la Asociación de Fotógrafos de Almonte o la II Jornada Morfológica de la Yegua Marismeña, que se celebrará el día 28 a las 12,30 horas y que redundará, precisamente, en las particularidades de esta especie animal y la forma de identificar las características de la especie.

El certamen, además de ser el momento de realizar las faenas encaminadas a la mejora del bienestar animal del ganado y una oportunidad para la compra-venta del mismo, supone también un punto de encuentro y convivencia para los ganaderos y el resto de los vecinos de Almonte y visitantes, por lo que en el recinto se dispone de un cantina en la que se pueden degustar platos típicos de la zona.

El cartel de este año lo compone una imagen del almonteño Juan Francisco Medina López, ganador de la pasada edición del concurso de fotografía.

Precisamente desde el pasado sábado la localidad de Almonte cuenta con una escultura en homenaje a la Saca de las Yeguas, una iniciativa de la asociación, encargada de organizar esta ancestral tradición, que ha querido con ello reconocer el apoyo del pueblo a este acontecimiento.

 
Publicidad
sierraluz