23
Lun, Jul

CONDADO

La acusación particular en el doble crimen de Almonte (Huelva), en el que perdieron la vida de manera violenta una niña de ocho años y su padre en abril de 2013 y en el que fue absuelto por un jurado popular el único acusado en la causa, F.J.M., ha presentado alegaciones ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo al escrito de la defensa en el que sostiene la impugnación al recurso de casación presentado por la acusación contra la absolución del único acusado.

Este recurso de casación fue elevado contra la sentencia absolutoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) hacia F.J.M., y en el mismo se solicitaba la nulidad de este fallo y la repetición de un nuveo juicio ante otro tribunal de jurado y presidido por otro presidente.

En el escrito de alegaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, el letrado que ejerce la acusación, Luis Romero, asegura que la defensa pide que se inadmita este recurso de casación siguiendo "un criterio formalista, poco flexible e irrespetuoso con el derecho de acceso al recurso y el principio pro actione".

En este sentido, Romero, tras recordar "el respaldo" del Ministerio Fiscal con "su contundente y brillante argumentación", lamenta "el modo despectivo" al que se refiere la defensa al recurso, ya que, a su juicio, "emplea numerosas expresiones ofensivas que incumplen las normas del Código Deontológico y el Estatuto General de la Abogacía", citando frases como "las subjetivas y egoístas apreciaciones", "burda estrategia", "dislate jurídico", "pretensión de disfrazarlo", "de forma arbitraria, impropia y no menos desordenada", "recurrir a capricho en vía casacional" o "equivocado comportamiento procesal", entre otras.

Sin embargo, considera la acusación que "quien clama por la ortodoxia procesal se desvía de su propia doctrina y ataca directamente a las víctimas del doble crimen acusándoles de persecución y linchamiento del único acusado en este procedimiento", a los que califica de "difamadores, calumniadores, injuriantes, promotores de tan monstruoso proceso paralelo, cobardes y destructores, incluso les advierte de que hará caer el peso de la justicia sobre ellos, a modo de venganza bíblica".

Para Romero, al contrario de lo expuesto por la defensa "siguiendo un estilo anacrónico con un lenguaje irritable", tanto el veredicto como la sentencia de la Audiencia de Huelva y la sentencia del TSJA incurren en los defectos ya expuestos en el recurso, siendo el principal la considerada vulneración del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva, por "ausencia de motivación y arbitrariedad" del veredicto.

Por todo ello, la acusación pide que se tengan por efectuadas las alegaciones "de esta parte al escrito de la defensa respecto al recurso de casación, estimando el mismo y anulando la sentencia recurrida, la de la Audiencia Provincial y el veredicto del jurado, y ordenando la celebración de un nuevo juicio ante otro tribunal y otro presidente de jurado".

Publicidad
sierraluz