26
Vie, Abr

PROVINCIA

El sindicato CCOO en Huelva ha solicitado una reunión con la nueva delegada territorial de Educación de la Junta, María Estela Villalba Valdayo, tras su nombramiento este miércoles, para abordar los problemas prioritarios de la educación en la provincia de Huelva. Desde el sector de Enseñanza del sindicato han ofrecido una "vía del diálogo para que se abra una nueva etapa donde desde la negociación, se logren los mayores éxitos para la enseñanza onubense".

Para ello, la secretaria general del Sindicato de Enseñanza de CCOO en Huelva, Marina Vega, ha expresado su deseo de "abrir canales de comunicación con la nueva delegada de Educación que permita avanzar en la mejora de la educación y de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores de los centros educativos de Huelva", ha informado CCOO en una nota de prensa.

Entre otras cuestiones, la sindicalista ha destacado "la necesidad de mejorar la oferta de empleo público para el profesorado de la que está pendiente miles de docentes en Andalucía. Hay que desarrollar mejoras salariales del personal de los centros educativos, que permitan la equiparación retributiva en Andalucía con el resto del Estado"

Asimismo, Vega ha recordado que "un tema que es necesario abordar es la bajada de la ratio en todos los niveles educativos, así como las reivindicaciones de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza concertada, un nuevo acuerdo de mantenimiento de empleo, equiparación salarial y de jornada".

De igual forma, ha incidido en que "es muy urgente acabar con la precariedad existente en la escuela pública andaluza y que nos afectan a las mujeres principalmente. Existe una alta temporalidad, empleo a tiempo parcial, y servicios externalizados por empresas abusivas"

Al respecto, desde CCOO han explicado que ya han denunciado que "no se cubren las vacantes del personal de Administración y Servicios lo que conduce a un recorte en el empleo y un colapso en los centros educativos"

Además, Vega ha considerado que "existen numerosos temas que deben negociarse con el nuevo equipo, porque la educación y las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza continuamos día a día con nuestra labor".

El sindicato se manifiesta de forma abierta a un diálogo constructivo, pero ante una futura situación de "inestabilidad y riesgo" de la educación pública, la responsable ha indicado que "defenderemos, desde la movilización, si fuese necesario, la educación como un derecho universal fundamental para la cohesión de las personas y las comunidades a través de la igualdad, la cooperación y la solidaridad".

De la misma manera, "desde CCOO defendemos la escuela pública e inclusiva como el eje vertebrador del sistema educativo y como garantía de una educación en igualdad que entienda la diversidad como un valor para el aprendizaje".

MOVILIZACIONES SECTOR DE EDUCACIÓN INFANTIL

Marina Vega ha anunciado que este viernes CCOO Enseñanza iniciará movilizaciones a nivel estatal entre las trabajadoras de Educación Infantil de 0 a 3 años si las patronales continúan bloqueando el convenio.

Desde CCOO han recordado que "el convenio de Educación Infantil actual se firmó en el año 2010, en plena crisis económica, entonces, las trabajadoras mostraron su comprensión de las circunstancias adversas y asumieron sacrificios, como toda la sociedad. Pero, pese a los actuales indicadores económicos positivos, las patronales se niegan a negociar y no se sientan a la Mesa desde el año 2016, cuando finalizó el ámbito del convenio y la nueva congelación salarial".

En la actualidad, se han ido recuperando los convenios que afectan a la educación, pero, en este caso, ni siquiera se ha abierto la negociación. Hoy en día, una educadora infantil tiene el mismo sueldo que en 2010 (837,66 euros mensuales) y ninguna de las categorías profesionales restantes llega a los 750 euros, bloqueados desde entonces.

"Esas son las condiciones retributivas del personal que educa, mantiene las instalaciones y alimenta a las niñas y niños andaluces de 0 a 3 años", se ha lamentado desde el sindicato que además afecta al empleo femenino.

En este sentido, Vega ha rechazado las condiciones "injustas", en las que la totalidad del sector --con la excepción de la maestra-- está por debajo del nuevo Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 euros, por ello, alcanzar el nuevo mínimo legal será todo un logro, que las patronales no parecen dispuestas a consentir y normalizar".