21
Mar, May

PROVINCIA

Salvador Gómez inaugura la jornada formativa del proyecto “Salimos”, en la que participan técnicos de prevención municipal de la provincia

El diputado de Bienestar Social, Salvador Gómez, ha participado en la primera sesión formativa del proyecto “Salimos”, destinada a técnicos de prevención municipal de la provincia.

Según ha explicado el diputado, se trata de una actividad preventiva relacionada con el consumo de alcohol y conductas de riesgo en espacios de ocio nocturno.

El proyecto “Salimos”, que se presenta como “una invitación a la reflexión sobre las noches de fiesta sin alcohol, con alcohol y pasadas de alcohol”, va destinado a jóvenes de entre 15 y 20 años, a los que se les advierte sobre los riesgos que asumen (consumo de alcohol, conductas violentas y sexistas, accidentes de tráfico…) y cómo reducirlos.

Salvador Gómez ha señalado que la actividad forma parte de la oferta preventiva de drogas y adicciones que Diputación realiza a través de la Unidad de Prevención Social (UPS), adscrita al Área de Bienestar Social.

También ha explicado que Diputación ha puesto a disposición de los municipios interesados este proyecto, que contempla la realización de sesiones formativas, al objeto de que una vez formados los técnicos municipales, puedan desarrollarlo en sus distintas localidades.

“Salimos”, que tiene el atractivo de presentarse como una exposición guiada (10 paneles), se completa con una guía didáctica, que propone cuatro actividades de reflexión y análisis. Este material ha sido elaborado por la asociación Promoción y Desarrollo Social y adquirido por la UPS de Diputación para ponerlo a disposición de los municipios onubenses.

El responsable de Bienestar Social, que ha expresado su preocupación por la aceptación social del consumo de alcohol y la facilidad que tienen los menores para conseguirlo, ha precisado que la edad media de inicio de consumo es de 14 años.

Los expertos señalan que el alcohol se asocia a los espacios de ocio, realizándose el consumo principalmente en fines de semana. Además, el alcohol se relaciona con la búsqueda de efectos psicoactivos que el adolescente asocia con una mayor diversión e iniciación de la vida adulta.

Según datos de la última encuesta sobre uso de drogas en enseñanza secundaria en España (ESTUDES), más de la mitad de los jóvenes considera que consumir alcohol los fines de semana no les ocasionará problemas. Más de un tercio de los menores de 17 años afirma emborracharse una vez al mes; y el 31,7% ha realizado un patrón de consumo en atracón/intensivo/bing/drinking (intensa concentración de ingesta rápida y abundante de bebidas alcohólicas) en los últimos 30 días.

Para facilitar la asistencia de las personas participantes a la formación se han establecido dos convocatorias. La segunda y última se desarrollará el próximo 27 de febrero. Una vez celebrada, 50 técnicos municipales y representantes de asociaciones de drogodependencias dispondrán de la información y el material preciso para desarrollar la actividad en sus respectivas demarcaciones geográficas.