25
Mar, Sep

CAMPIÑA

El Ayuntamiento de Trigueros ha informado de que una aparejadora municipal revisó la zona afectada tras la caída este miércoles de parte de un muro en la calle Miguel de Cervantes de la localidad y que hirió a tres personas, dos de ellas menores.

En su perfil de Facebook, consultado por Europa Press, el Consistorio informa de que, además de la revisión de la aparejadora, el propio Ayuntamiento se ha encargado de retirar los escombros y restos de materiales desprendidos.

Así, tras el incidente ocurrido este martes durante un encierro con motivo de sus tradiciones capeas, el ente local ha apuntado que "todo ha quedado en un susto".

Por su parte, el alcalde triguereño, Cristóbal Romero, se puso en contacto directo con los familiares de las personas afectadas, "todas ellas de consideración leve".

La zona fue revisada por la aparejadora municipal y el propio Ayuntamiento se encargó de retirar los escombros y restos de materiales desprendidos. Del mismo modo, y aunque no es competencia municipal, se procederá a su arreglo pasadas las fiestas. Además, se han colocado carteles informativos en la zona y desde el Ayuntamiento han pedido "la máxima colaboración" para respetar lo indicado.