24
Mié, Abr

CAMPIÑA

Más de 10.000 personas han visitado a lo largo de 2018 el Dolmen de Soto de Trigueros, una cifra que supera con creces a la del año 2017, y que viene a corroborar el posicionamiento del megalito dentro de los puntos de interés a conocer por parte del visitante que plantea su viaje a la provincia de Huelva.

Con un ritmo cambiante por meses, cabe destacar las visitas recibidas durante el mes de agosto, donde se registraron más de 1.500 visitantes. Este dato es debido, en parte, a la programación especial 'Las Lunas de Soto' que el Ayuntamiento de Trigueros lleva organizando desde hace varios años durante los viernes de ese mes y que supone un empuje "notorio" a las estadísticas de visitas, ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

El interés que despiertan las distintas actividades de carácter nocturno organizadas en el recinto del propio dolmen atraen, cada vez más, a un "importante" número de vecinos y foráneos que no quieren perderse la experiencia de oír música en el entorno, disfrutar de cuentacuentos para adultos, practicar yoga o admirar el firmamento a través de las variadas actividades de astronomía que se programan para cada día.

Además de la programación, agosto es un mes donde el turismo de sol y playa que llega a nuestras costas busca alternativas de ocio y tiempo libre, por lo que se incrementa tanto el número de visitantes nacionales como el de extranjeros, siendo Francia el país del que se ha recibido más visitas durante este mes estival.

En cuanto al número de visitas grupales, se mantiene con respecto a años anteriores, viéndose aumentado en los meses de primavera y otoño, cuando con normalidad los centros escolares y colectivos culturales programan sus salidas.

El concejal de turismo del Ayuntamiento de Trigueros, Manuel Morano, ha declarado al respecto que "se han conseguido muchos objetivos en un período corto de tiempo". Así, ha apuntado que desde que llegó al Ayuntamiento "tenía el objetivo de devolver el dolmen a un lugar digno dentro de los sitios de interés de la provincia de Huelva y conseguir que se convirtiese en un referente".

Por todo ello, ha remarcado que "seguiremos apostando por programas concretos de dinamización como 'El Milagro del Sol' o 'Las Lunas de Soto', así como el servicio de visitas guiadas para particulares y grupos que cada vez es más demandado por el visitante, además de apostar por el posicionamiento del dolmen dentro de los enclaves con arte rupestre, a través de la Asociación PRAT-CARP de la que hemos empezado a formar parte recientemente como Consistorio".

Asimismo, un dato a destacar es que el viajero "cada vez viene más organizado desde casa", y suele concertar desde su lugar de origen la visita guiada al monumento megalítico de carácter funerario, ubicado en el término municipal triguereño.

Cabe recordar que el Dolmen de Soto es el megalito más importante de la provincia de Huelva, uno de los de mayor tamaño de Andalucía y de los más "impactantes" ejemplos del neolítico en el sur de la península. Ubicado en la finca 'La Lobita' de Trigueros, fue descubierto por Armando de Soto en 1923 y estudiado por Hugo Obermaier, arqueólogo alemán. Datado entre el año 3000 y 2500 a.c., es uno de los monumentos megalíticos de mayor riqueza, abundancia y peculiaridad de manifestaciones artísticas de Europa en la prehistoria reciente.