15
Sáb, Dic

CAPITAL

Un agente de la Policía Nacional ha resultado este martes intoxicado al tratar de abrir la puerta de una vivienda en la que se estaba produciendo el incendio que ha tenido lugar esta madrugada en Huelva.

De este modo, el agente ha sufrido la intoxicación como consecuencia de la maniobra realizada para entrar a la vivienda ya que se fracturó el extintor utilizado para abrir la puerta del inmueble puesto que los agentes desplazados querían entrar al saber que había una persona dentro.

Según han informado desde la Policía Nacional en una nota de prensa, los agentes han tenido conocimiento de los hechos esta pasada madrugada, al recibir una llamada en la Sala Operativa 091, que alertaba de un fuerte olor a humo procedente de una vivienda de la calle José María Parada de Huelva, a la vez que se escuchaba la petición de auxilio de una persona desde el interior.

A su llegada, y ante la posibilidad de la existencia de una posible víctima en el interior del domicilio, los agentes decidieron, antes de la llegada de los bomberos, abrir la puerta rápidamente con la ayuda de un extintor, observando una gran cantidad de humo en el interior de la vivienda que impedía "gravemente la visibilidad".

Así las cosas, gracias a la rápida actuación policial, cuando llegaron los bomberos ya se había despejado gran parte del humo de la vivienda, por lo que pudieron asistir inmediatamente a la víctima, un varón que se encontraba tendido en el suelo, y sin constantes vitales, pero que tras recibir la maniobra de Respiración Cardio Pulmonar (RCP) respondió favorablemente retomando la respiración, para posteriormente ser trasladado al hospital por los servicios sanitarios.

Por tanto, en la maniobra de entrada a la vivienda resultó herido este agente de policía, de manera que tanto él como la víctima del incendio, un varón, se recuperan favorablemente en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva.