21
Mar, May

CONDADO

La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, ha mostrado su "satisfacción" por el compromiso adquirido por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CGH) de agilizar los trámites de las concesiones de agua en el marco de la Comunidad de Regantes del Condado, la cual está en proceso de tramitación de dicha concesión, así como el hecho de que los trámites de las concesiones de agua iniciados siguen adelante por parte de la CHG.

En declaraciones a los periodistas, Espinosa ha apuntado que tras estas aclaraciones por parte de la CHG, el sector agrícola y el Ayuntamiento de Almonte están "un poco más tranquilos", tras la preocupación suscitada por una posible declaración de sobre explotación del acuífero de Doñana.

Espinosa ha explicado que en la reunión mantenida con la CHG han aclarado que "no se trata de una declaración de acuífero sobre explotado", sino que lo que la ley recoge es una declaración de que "las masas de agua están en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo". De esta forma la CHG plantea llevar a cabo un plan de actuaciones para corregir ese defecto.

Tras las reunión con el presidente del ente de cuenca, para saber el alcance de la decisión, que "es firme", Espinosa ha confiado y pedido que "se cumplan todos los compromisos alcanzados con el presidente de la CHG, Joaquín Páez, con respecto a esta decisión y sus implicaciones".

Al respecto, la regidora almonteña ha informado sobre la constitución en los próximos seis meses de una comunidad de usuarios que van a formar parte de un solo órgano y van participar de la toma de decisiones de todo lo que acontezca en el perímetro de las masas de agua de Doñana.

Por lo tanto, "nos satisface que nuestros agricultores estén representados en esa toma de decisión", ha subrayado. Todo ello pone de manifiesto que "todos queremos que el acuífero mejore sus situación y que se garantice de una vez por todas la agricultura en el territorio", que debe dejar "de estar sometida a tantos vaivenes y cuestionamientos con una repercusión mediática negativa".

"Hay que tener en cuenta --ha señalado Espinosa-- que esta cuestión afecta a los mercados y a los compradores de un producto que se genera en Doñana y que ningún sector quiere ver perjudicado".

Sobre el colectivo agrícola, la primera edil ha remarcado que está dispuesto a "trabajar y a poner de su parte para que de una vez por todas haya una solución definitiva". Asimismo, Espinosa ha lanzado un mensaje de "respaldo absoluto" al sector.

Otro de los compromisos es el de que se implemente la ley del trasvase, aprobada el pasado diciembre, que va a suponer transferir agua de la Cuenca del Tinto-Odiel-Piedras a la Cuenca del Guadalquivir, para lo que la alcaldesa ha pedido que el agua llegue a las masas de agua más vulnerables, que se encuentran en el término de Almonte.

De este modo, Rocío Espinosa ha incidido en la importancia de que "las infraestructuras, declaradas de interés general del Estado, lleguen al municipio". En ese sentido, ha trasladado que el presidente de la CHG ha transmitido esa necesidad, ya que de no ser así, "estaríamos ante una solución infructuosa, que no daría la solución definitiva del problema".

La alcaldesa también ha manifestado el respeto a la legalidad, que en este caso se enmarca en el Plan Especial de la Corona Norte de Doñana, plan que regula y ordena la superficie agrícola y regable, por lo que "fuera de ese marco" la CHG tiene que actuar, tal y como especifica la legalidad vigente.