16
Dom, Jun

CONDADO

La Mancomunidad de Desarrollo organiza una formación especializada en once municipios de la comarca gracias a las ayudas del Pacto de Estado contra la violencia de género.

Tras un más de un mes de formación en once municipios del Condado de Huelva, esta mañana ha concluido “La detección, prevención, intervención y coordinación de los procesos de violencia de género en el ámbito territorial de la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva”, una actividad organizada por la entidad condal gracias de las ayudas del Pacto de Estado contra la violencia de género.

Desde la primera sesión, impartida el lunes 29 de abril en Villalba del Alcor, se ha pasado por Paterna del Campo, Lucena del Puerto, Escacena del Campo, Chucena, Bonares, Rociana del Condado, Hinojos, Niebla, Moguer y Manzanilla para concluir esta mañana en la sede de la Mancomunidad y hacer un repaso de las necesidades y las propuestas que se han detectado en los distintos municipios de la comarca.

Las personas asistentes a estas once conferencias han coincidido en que es necesario la creación de una red interdisciplinar contra la violencia de género. Según aseguran, esta estructura permanente sería fundamental para poder ofrecer a las víctimas una intervención eficaz y para llevar a cabo acciones de prevención en todos los ámbitos, sobre todo en el de la infancia y la juventud. De esta forma, esta red actuaría como un espacio para dar respuesta con celeridad, eficacia y eficiencia a las necesidades demandadas o detectadas que afectan a las víctimas de violencia de género, así como un instrumento para crear espacios de análisis, reflexión e intercambio de buenas prácticas entre profesionales de las diferentes áreas implicadas a nivel municipal. Además, se ha detectado la necesidad de contar con una infraestructura de seguimiento y evaluación continua, así como de poner en marcha protocolos de actuación.

Esta formación ha estado dirigida a profesionales que intervienen en los casos de violencia de género en todas sus facetas: acogida, atención sociosanitaria, protección, apoyo social, atención psicológica, asesoramiento jurídico… por lo que han participado personas de los centros educativos, de los servicios sociales comunitarios y especializados, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de los centros de salud, del sistema judicial, de la plantilla política y técnica de los ayuntamientos y también alumnado universitario de disciplinas académicas relacionadas.

Con este tipo de actuaciones, desde la Mancomunidad se trabaja por consolidar la coordinación interinstitucional y profesional, para incrementarla y adaptarla a las distintas situaciones cambiantes que se dan en la actualidad en materia de igualdad de género y violencia machista.