18
Jue, Jul

CONDADO

El alcalde de Lucena del Puerto (Huelva), el independiente Manuel Mora, ha mantenido este lunes con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, y técnicos de la entidad, para abordar la búsqueda de soluciones por la situación generada en la localidad a raíz de la intención de la CHG de cerrar 77 pozos ilegales que utilizan los agricultores de la zona. Al respecto, ha aesgurado que ha habido "muy buena voluntad" por su parte pero "está claro que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) hay que cumplirla"

En declaraciones a Europa Press, Manuel Mora ha asegurado que durante el encuentro "ha quedado claro que los pozos se van a cerrar porque hay que cumplir una sentencia" pero ha remarcado también que "se han ofrecido a resolver problemas derivados de este cierre para que los agricultores cuenten con agua superficial".

Por ello, se han emplazado a otras reuniones y Mora, como representante del Ayuntamiento, se ha ofrecido a mediar con los agricultores ante la posibilidad de cerrar pozos. De hecho, esta tarde mantendrá una reunión con ellos porque "hay pozos que se pueden cerrar por parte de los propios agricultores y no supondrán problemas de falta de agua".

Por su parte, el pasado sábado fueron repartidos crespones negros que muchos vecinos de la localidad y el Ayuntamiento han colgado en sus fachadas "en señal de luto" por el cierre de los pozos, un acto simbólico al considerar que este hecho "va a suponer el fin del pueblo", una iniciativa a la que se han sumado vecinos de Rociana del Condado.

También el pasado viernes el primer edil se reunió con la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo, un encuentro en el que hubo "muy buena sintonía en la reunión" pero "poco resultado". En este sentido, el primer edil aseguró que la subdelegada se ofreció a ayudar al Ayuntamiento "en todo lo posible", pero, según añadió Mora, "el trasvase está como está, hay que desarrollar la ley y falta toda la parte administrativa y medioambiental".

En este sentido, el primer edil remarcó que trasladó a Parralo que la Comunidad de Regantes del Fresno "podría llevar los ocho hectómetros a Lucena al menos, técnicamente, y después repartirse el agua, bombeando las 24 horas porque ahora bombean ocho".

Pero, según lamentó Manuel Mora, "la parte legal y medioambiental no está lista". En esta línea, hizo hincapié en que el Ayuntamienro "no tiene capacidad técnica ni económica" para afrontar el cierre de estos pozos y, en todo caso, "dejaría endeudado al pueblo los próximos 500 años" porque si se ejecuta todo "la cantidad ascendería a cinco o seis millones de euros". "Es inasumible y sin contar con la posible sanción al Ayuntamiento", remarcó el alcalde.

Por último, subrayó que muchos agricultores de la zona están adquiriendo terrenos en otras de la provincia para no tener estos problemas, con al menos 1.200 hectáreas que se están trabajando en otras tierras, lo que para Mora es "una pérdida de riqueza para la localidad". Además, cifra en unas 5.000 hectáreas si se suma la de otros agricultores de la comarca y entorno de Doñana que "han hecho lo mismo que los luceneros para poder trabajar la tierra y contar con agua".