18
Jue, Jul

CONDADO

Rafael Sánchez Rufo, Coordinador Provincial de IU en Huelva, defiende que se cumpla “escrupulosamente” el Plan de Regadíos de la Corona Norte de Doñana y que el trasvase sirva para sustituir los pozos subterráneos legales por agua superficial, permitiendo que la producción agrícola en la comarca del Condado puedan convivir sin poner en peligro la conservación del Parque Natural y de su entorno.

Rafael Sánchez Rufo asegura que al Partido Popular  y al Gobierno andaluz que comparte con Ciudadanos y que está controlado por la derecha reaccionaria “les queda muy grande Doñana y están demostrando que no pueden dar la talla para defender este valiosísimo patrimonio natural.

Sánchez Rufo señala que la conservación de Doñana “es una obligación para todo el mundo”, además de ser  “un activo para el desarrollo económico y social de la comarca del Condado”, que hay que defender “a toda costa”.

La gestión de los recursos hídricos de Doñana no puede hipotecar el futuro de este valioso espacio natural, desarrollando para ello un modelo agrícola “compatible con la preservación y la conservación de Doñana”, ya que la producción agrícola en la comarca del Condado “puede ser compatible” con la conservación del Parque Natural y de todo su entorno que tiene un altísimo valor medioambiental, señala Sánchez Rufo.

Por ello, desde Izquierda Unida “planteamos claramente que el Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana está totalmente vigente, no debe tocarse y es lo que debe cumplirse por  todas las partes”.

En este sentido, el Coordinador Provincial de IU Huelva explica que el trasvase de agua a la comarca del Condado debe servir para garantizar la disponibilidad de los recursos hídricos necesarios con los que garantizar agua suficiente para las hectáreas consideradas de regadío por el Plan Corona Norte y para  sustituir las captaciones legales y legalizables de agua subterránea que existen en el entorno de Doñana por agua superficial.

Asimismo, Sánchez Rufo señala que “no acabar con el uso ilegal del agua que se obtiene de los pozos ilegales que hay en su entorno es ir en contra de la conservación del Parque Nacional, según ha advertido claramente la Unesco y  la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo”, cuando una delegación de este organismo visitó Doñana hace unos meses y en cuyo informe que fue aprobado por dicho organismo, se alertaba de que para garantizar la conservación de Doñana “es totalmente necesario y una condición indispensable terminar con la extracción ilegal de agua de su subsuelo”.

De este modo, Sánchez Rufo destaca que en Huelva se dan las condiciones para que Doñana y el sector agrícola del Condado puedan “ser dos elementos fundamentales para la economía de la comarca