27
Jue, Jun

Las autoridades visitaron la zona en la que se va a actuar.

CONDADO

Los trabajos se han iniciado merced al convenio firmado entre la Junta y Heineken España, por el que empresa destina 300.000 euros en proyectos relacionados con el agua que serán supervisados por la Consejería de Medio Ambiente.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Luís Hernández, el director de Relaciones Corporativas de Heineken España, Jorge Paradela, y el alcalde de Hinojos, Miguel Ángel Curiel, han visitado hoy las obras de restauración de zonas húmedas en Doñana. En concreto, las obras se han iniciado en las lagunas del Arrayán y de Las Pardillas, en el término municipal de Hinojos, donde ya han comenzado los trabajos de reducción de su densidad y el arreglo de taludes. Estas obras son fruto de un convenio de colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Heineken España, que se suscribió el pasado mes de septiembre; y  forman parte del programa de 'Actuación de Restauración de Humedales y reducción de consumos de agua en el Espacio Natural de Doñana y su entorno'. 

José Luís Hernández ha agradecido a la compañía cervecera su compromiso con la protección y conservación del medio natural; y que lo esté llevando a cabo, además, en uno de los espacios más emblemáticos de Andalucía, como es Doñana, Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad; un símbolo de referencia mundial de la protección y la conservación de la naturaleza. El viceconsejero de Medio Ambiente ha resaltado que la colaboración entre las administraciones, empresas, instituciones, colectivos, fundaciones y personas implicadas en el territorio es imprescindible a la hora de preservar la naturaleza, ya que este reto es un desafío conjunto de toda la sociedad.

Heineken España va a destinar 300 mil euros en este proyecto, para actuar en las lagunas del Arrayán y de las Pardillas, en el término municipal de Hinojos; y en la Laguna de San Lázaro, en Villamanrique de la Condesa y dentro de la Reserva de la Biosfera de Doñana, con la colaboración de los respectivos municipios. Entre otros trabajos que contempla el programa coordinado con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, destacan el mantenimiento de isletas para favorecer el desarrollo de fauna, la plantación de especies de ribera y alcornoques, el suavizado de pendientes y acondicionamiento de taludes, la construcción de talanqueras y senderos, la finalización de un carril bici, y la instalación de señalizaciones interpretativas de las lagunas, entre otros.

Con respecto a la reducción de consumos de agua en los edificios e instalaciones de uso público, el convenio propiciará la sustitución de 80 grifos de lavabos por grifos con temporización, y 45 descargadores de cisternas por unos nuevos de doble pulsador con el gran ahorro de agua que ello supone. El convenio de colaboración tiene una duración de cuatro años y los trabajos estarán supervisados y coordinados por una Comisión Mixta de Seguimiento.