15
Jue, Nov

CONDADO

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) ha acordado comenzar la vendimia de la zalema, variedad autóctona del Condado de Huelva y que supone el 90 por ciento de la producción, a mediados de septiembre, concretamente entre el 15 y el 16 de este mes. Así, comenzará una vez alcanzado el grado óptimo de maduración de la uva, según ha explicado a Europa Press el presidente de las Denominaciones de Origen Condado de Huelva, Vinagre del Condado y Vino Naranja del Condado de Huelva, Manuel Infante.

En este sentido, Infante ha remarcado que se prevé "una buena vendimia" en el Condado con un aumento medio de la producción en un 15 por ciento respecto a la campaña de 2017, "aunque algo menor en otras localidades". No obstante, para comprobar su maduración, este fin de semana se va a realizar una prueba con la zalema y se estudiarán los resultados.

Infante, que ha resaltado la calidad de la uva, ha apuntado que las abundantes precipitaciones de la primavera han servido para recargar las reservas del suelo y de las plantas, provocando que las cepas se encuentren "fuertes y sanas" en el momento de la recolección. Lo que ocurre este año, ha precisado, "es que hay muchas uvas y con estas temperaturas no ha terminado de madurar bien".

Estas afirmaciones de Infante coinciden con las previsiones de COAG, quienes han valorado el "exhaustivo" trabajo de los agricultores que "día tras día han cuidado sus cultivos y los han protegido de plagas y enfermedades".

Asimismo, hay que recordar que esta temporada el calendario de vendimia se ha retrasado debido a las suaves temperaturas, que han provocado una maduración tardía en las uvas. Las variedades de Tinto, Moscatel y Colombard comenzaban a recolectarse en agosto y han ido "muy bien".

Por su parte, la variedad zalema, la autóctona que diferencia a la denominación, se cosechará a partir del 15 de septiembre, suponiendo "un retraso de unos 25 días con respecto al año pasado", según COAG.

Las variedades de uvas que se recogen en el Condado de Huelva en estas fechas, se utilizan en su totalidad para la elaboración de vinos, no sólo para consumo nacional sino también internacional. Reino Unido, Holanda, Bélgica o Francia, son algunos de los países europeos que demandan nuestros caldos por su excelencia y calidad. Fuera de nuestras fronteras, los países iberoamericanos, los países bálticos o los Estados Unidos, entre otros, se suman a las importaciones de uno de los tesoros de la provincia.

Bollullos del Condado, Rociana del Condado, Chucena, Villalba del Alcor, Manzanilla, Moguer, Almonte, Beas, Bonares, Niebla, La Palma, Trigueros y Villarrasa, son algunos de los municipios del Condado onubense en los que la viña es fundamental. Las características de sus tierras, su clima y el saber hacer de sus habitantes, hacen que se sigan elaborando y produciendo año tras año "estos inigualables caldos".