19
Dom, May

CONDADO

El Ministerio Fiscal ha mostrado su oposición al archivo de la pieza separada sobre la aparición de un cuchillo en una alcantarilla en Almonte que ha abierto la jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de La Palma del Condado en relación con la investigación acerca del asesinato en 2013 del padre y su hija de ocho años en la localidad almonteña.

Según reza en las diligencias previas remitidas al Juzgado de La Palma del Condado, a las que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal se opone "al archivo de la pieza separada e interesa la continuación de la misma para el esclarecimiento de los hechos, practicándose las diligencias que procedan". De esta forma emite su posición acerca de la petición de los abogados de Francisco Javier Medina de que la pieza se archivara.

El fiscal ha señalado que "el hecho de abrir nuevas diligencias previas y no pieza separada como se ha hecho abocaría a una investigación indeterminada, excesivamente abierta y, posiblemente abocada al fracaso". Asimismo ha esgrimido que "la apertura de la pieza separada permite delimitar la investigación y agilizar las pericias que en su caso se practiquen, además de contextualizar la instrucción".

"La apertura de la pieza separada es un modo eficaz para el esclarecimiento de los hechos y la identificación del presunto responsable de los mismos, de conformidad con lo establecido en el artículo 299 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal", ha agregado.

Por otra parte, el fiscal entiende que "siendo firme la sentencia absolutoria del Tribunal del Jurado se impone un escrupuloso respeto a la presunción de inocencia. Por eso de ningún modo en esta pieza separada debe constar como investigado Francisco Javier Medina".

"Se limita y a de limitarse a esclarecer los horribles crímenes sucedidos el 27 de abril de 2013 en Almonte, de manera que se garantice en todo momento la tutela judicial efectiva de las partes y de este Ministerio", continúa el fiscal, así como "el respecto de la presunción de inocencia".

La finalidad de la pieza separada es "únicamente determinar la posible relación del cuchillo aparecido con el doble crimen y así fijar si fue o no el arma homicida", ha argumentado el fiscal.