18
Mar, Dic

COSTA

La Dirección General de Prevención y Calidad Medioambiental de la Junta de Andalucía ha desactivado el protocolo puesto en marcha este lunes después de que la estación de Matalascañas, en el término municipal de Almonte (Huelva), detectara la superación del umbral por ozono en la zona.

Según el informe de la Dirección General de Prevención y Calidad Medioambiental, al que ha tenido acceso Europa Press, se produjo un episodio de contaminación atmosférica por ozono este lunes durante tres horas, comenzando a las 17,00 horas de este lunes.

Asimismo, ha señalado que el máximo valor registrado llegó a los 184 microgramos por metro cúbico de ozono, cuyas causas tienen su origen, "entre otros motivos, en las condiciones meteorológicas de la zona", de manera que el pronóstico en todo momento ha sido que la situación tenía tendencia a mejorar.

Así, según indica la Dirección General de Prevención y Calidad Medioambiental el nivel de ozono moderado se encuentra entre 120 y 180 microgramos por metro cúbico de media horaria, mientras que el nivel alto se encuentra entre los 180 y los 240 y el nivel muy alto está a partir de los 240 microgramos por metro cúbico de media horaria.

El ozono es un gas constituyente natural del aire que respira la población, aunque se puede convertir en peligroso para la salud humana a concentraciones elevadas.

Así, cuando se alcanza un nivel de ozono alto --180 a 240 g/m3, media horaria-- "en las personas especialmente sensibles al ozono, y en los niños y adultos que están realizando alguna actividad al aire libre pueden aparecer efectos, tales como dificultad para respirar, sensación de opresión en el pecho, tos, escozor de los ojos y/o la garganta".

De esta manera, "las personas especialmente sensibles deben reducir la exposición prolongada al ozono evitando actividades al aire libre" y, en general, "todas las personas deben limitar las actividades prolongadas al aire libre", según informan desde la Junta de Andalucía.