13
Mar, Nov

SIERRA

El Ayuntamiento de Aracena ha impulsado, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, una campaña obligatoria para sus ciudadanos en materia de tenencia de mascotas, que completará las medidas de avance en esta materia emprendidas desde la entrada en vigor de la Ordenanza Municipal sobre Tenencia de Animales de Compañía, en un proceso de regulación iniciado en 2012.

El pasado febrero se aprobó en el Pleno municipal una reforma de dicha ordenanza que supondría un cambio fundamental, que es la obligación de los propietarios de tener que hacer prueba de ADN a sus mascotas, para la obtención de la huella genética, su inscripción en el registro municipal y andaluz (junto al ya implantado microchip) y expedición de la correspondiente chapa identificativa, ha informado en una nota el Consistorio, quien subvencionará la prueba a una mascota por persona empadronada en la localidad.

Dicha medida entra en vigor en esta semana y para facilitar a los titulares de perros el cumplimiento de los nuevos requisitos, antes de su efectivo control por la Policía Municipal, el Ayuntamiento ha establecido un periodo transitorio de tres meses en el que subvencionará su coste en los términos establecidos en su correspondiente Bando Municipal.

Por su parte, el alcalde de Aracena, Manuel Guerra, y el concejal de Medioambiente, José Antonio Alcaide, han desglosado los detalles de la misma y afirmado que la medida "permitirá un mayor control del número de mascotas existente en el municipio y de la identificación de las mismas, por parte de la Policía Municipal, además de favorecer la lucha contra la problemática de las deposiciones de animales en las aceras, calles y demás espacios públicos", ha puntualizado Guerra.

Se trata de una fórmula implantada ya en municipios como Bonares, Málaga o Madrid, que permitirá mayor responsabilidad, ya que las heces podrán ser analizadas y el dueño del animal ser sancionado, "aunque la pretensión es que la medida tenga un carácter disuasorio, para reforzar esa responsabilidad, y que no se llegue a las sanciones", ha afirmado Guerra.

Por su parte, Alcaide ha insistido en la repercusión que tendrá también esta medida en el abandono impune de animales, que se verá dificultado con ella, así como en las ventajas para el propietario de que el laboratorio disponga de la muestra de ADN para el tratamiento o prevención de posibles enfermedades.

En estos tres primeros meses de transición, la campaña municipal consistirá en subvencionar la toma de muestra por hisopo bucal a las mascotas en tres clínicas veterinarias colaboradoras del municipio. El Ayuntamiento subvencionará el precio único de establecido de 35,57 euros a sólo un animal por persona y domicilio (el titular deberá estar empadronado en Aracena).

Los vales podrán recogerse en el Servicio de Atención a la Ciudadanía y entregarlos en la clínica veterinaria elegida. El Consistorio destinará una partida inicial prevista en torno a los 10.000 euros a esta campaña, que se acompañará de la distribución de dípticos informativos y cartelería, así como de una labor de difusión e información específica en los medios locales.