16
Dom, Jun

A. Pérez/ EP

Cuenca minera

La Guardia Civil ha decidido trasladar este martes a la Comandancia de Huelva a Bernardo Montoya, el detenido por su presunta relación con el crimen de Laura Luelmo en El Campillo (Huelva), para tomarle declaración, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Agentes del Instituto Armado han detenido este martes al mediodía a Bernardo Montoya como principal sospechoso del crimen y, en un primer momento, ha sido trasladado a dependencias de la Guardia Civil de Valverde del Camino.

No obstante, posteriormente se ha decidido su traslado a la Comandancia de Huelva, donde por ley puede estar un máximo de 48 horas antes de pasar a disposición de la titular del Juzgado de instrucción número 1 de Valverde del Camino. La juez ha decretado el secreto de sumario.

Montoya llevaba dos meses en libertad tras salir de prisión el pasado mes de octubre una vez que cumplió una condena de dos años y diez meses por dos robos con violencia contra mujeres ocurridos en 2015, según confirman a Europa Press fuentes conocedoras del caso.

Previamente, cumplió otra condena de 17 años y nueve meses, en esta ocasión por el asesinato, obstrucción a la justicia y allanamiento de la vivienda de una anciana de 82 años en Cortegana, a unos 50 kilómetros de El Campillo, el pueblo donde vivían en la actualidad Laura Luelmo y el principal sospechoso de la muerte de esta maestra zamorana de 26 años.

Durante su primera condena, confirmada por la Audiencia Provincial de Huelva en 1997, Bernardo aprovechó un permiso penitenciario concedido en 2008 para tratar de agredir a una joven de 27 años que paseaba por un parque de El Campillo, hiriendo al perro de la muchacha de una puñalada. Fue condenado por amenazas por el Juzgado Penal número 3 de Huelva a un año y seis meses.