16
Mié, Ene

Cuenca minera

El cadáver de Laura Luelmo, la maestra zamorana asesinada en El Campillo, sigue en el Instituto Anatómico Forense de Huelva a la espera de los resultados de las pruebas complementarias para la autopsia definitiva. De este modo, aún se desconoce cuándo podrá la familia de la joven trasladar su cuerpo a Zamora para recibir sepultura.

En declaraciones a Europa Press, la abogada de la familia, Patricia Catalina, ha explicado que la familia espera que ese traslado sea "cuanto antes" pero una vez que la autopsia sea ya definitiva. Hay que recordar que el cuerpo de la chica fue hallado el pasado día 17 de diciembre en un paraje de El Campillo y Bernardo Montoya, el autor confeso, ya se encuentra en prisión.

Así, Catalina ha relatado que Bernardo Montoya en su declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino le dijo a la magistrada que "lo metiera en prisión porque si no lo iba a volver a hacer". Ante esto, la letrada ha incidido en su petición de la prisión permanente revisable para este tipo de delitos.

La autopsia definitiva es de importancia para el caso puesto que los investigadores de la Guardia Civil aseguraron que la joven Laura Luelmo sufrió un golpe contra el suelo en casa de su presunto asesino, Bernardo Montoya, el día que desapareció, el miércoles 12 de diciembre.

No obstante, no confirman si salió con vida del domicilio de éste pero sí creen que la joven falleció el día de su desaparición y que no pasó la noche del 12 al 13 en esa casa. Estos detalles aún están a la espera de los datos concluyentes de la autopsia puesto que en la autopsia preliminar se apuntó a que la joven murió por un golpe en la cabeza entre el día 14 y 15 de diciembre, días después de desaparecer. De ahí, la importancia de la data del fallecimiento de Laura Luelmo para esclarecer más detalles del caso.