23
Mar, Ene


.

La entrada de un nuevo año siempre trae consigo propósitos renovados e ilusiones intactas. Le ocurre a cada persona y prácticamente es extensible a cada situación o cosa de la vida. En el plano político, por supuesto que también es así. Este es el momento, junto con el final del 2017, de echar el cierre al ejercicio pasado y centrarse ya en el trabajo del 2018.

Llegado el mes de diciembre, mes en el que nació el niño de Dios, nos invade un espíritu en el que no caben ni misticismos ni miedos, sino ilusión y amor, el espíritu de la Navidad.

La provincia de Huelva tiene muchos reclamos naturales que la hacen apetecible para el turista. Desde pueblos que hay que visitar necesariamente, a enclaves históricos pasando por las playas paradisíacas. Pero no sólo eso hace espectacular Huelva. Porque a todo lo mencionado anteriormente, se le une la oferta cultural/turística que se prepara desde los diferentes consistorios.

El año 2017 que está a punto de finalizar dejará un recuerdo imborrable para la provincia de Huelva. Quizás, a título interno, parece que no haya cambiado mucho la visión positiva que los onubenses tienen de su tierra. Pero de cara al exterior, el protagonismo de Huelva ha sido indudablemente sobresaliente.

En el mes de octubre se cumple el XX aniversario del comienzo de la rampa para la puesta en explotación de la Mina de Aguas Teñidas, emprendido por la empresa Almagrera-Navan y que terminó en diciembre 2001 como consecuencia de la quiebra financiera de Navan.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene fijada desde hace 25 años el 3 de diciembre como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Una celebración que dista mucho de ser festiva ya que, normalmente, lleva consigo reivindicaciones hacia un mundo más igualitario y especialmente, accesible para estas personas.

Más artículos...