17
Jue, Ene

EN EL PUNTO DE MIRA
Typography

La vicepresidenta de la Diputación de Huelva y responsable de Cooperación Internacional, María Eugenia Limón, ha inaugurado este lunes el VIII mercadillo solidario navideño, instalado en los soportales de la Diputación, en la Gran Vía, en el que participan ocho ONG y asociaciones que destinarán la recaudación a proyectos humanitarios. El mercadillo se compone de 20 expositores y estará abierto hasta el miércoles en horario de 11,00 a 21,00 horas.

Limón ha estado acompañada por los representantes de las entidades que este año participan en el mercadillo solidario, que busca sensibilizar y recabar la solidaridad de los onubenses con las personas desfavorecidas: la Fundación Vicente Ferrer, Cáritas Diocesana de Huelva, Madre Coraje, Oxfam Intermon, la Federación Provincial de Asociaciones Solidarias con el Sáhara y la incorporación --en esta edición-- de Traperos de Emaús Huelva y Asnia, según ha informado Limón en declaraciones a los medios.

Como principal novedad, Limón ha destacado un concierto que los alumnos de música de cámara del conservatorio profesional de música de Huelva 'Javier Perianes' ofrecerán este martes a las 18,00 horas, y que servirá para amenizar el mercadillo navideño.

La vicepresidenta ha hecho un llamamiento para que todos los onubenses aporten "su granito de arena a la solidaridad, comprando en el mercadillo los regalos típicos de estas fechas, ya sean para los Reyes, Papa Noel o el amigo invisible".

Los distintos mostradores venden tanto productos artesanos, de consumo justo como de segunda mano, con el objetivo de conseguir recursos económicos para la realización de los proyectos que las ONGs y asociaciones tienen tanto en la provincia de Huelva como en terceros países.

Por su parte, el delegado en Andalucía de la Fundación Vicente Ferrer, Rafael Carmona, ha señalado que el mercadillo brinda cada año un acercamiento de las ONG a la población para conocer los proyectos a partir de los productos de comercio justo que realizan en la India más de 300 mujeres con discapacidad que trabajan en talleres de artesanía.

Según ha apuntado, este mercadillo, que surgió como idea del grupo de voluntarios de Huelva, "es el más grande que hacemos en España y cada año consigue llegar a los corazones de las personas para colaborar con quien más lo necesita".

De la misma forma, Carmen Ruiz, de Traperos de Emaús, ha explicado que este proyecto social "busca la inserción laboral de personas que vienen de situaciones complicadas".

La asociación se dedica a cuidar el medio ambiente, "trabajando la reutilización y reciclaje y en campañas de sensibilización sobre el problema de la generación de residuos, por eso todo lo que vendemos tiene que ver con esa idea, con materiales reciclados y cosas que la gente no necesitaba y nos ha donado".

Para Ruiz, el mercadillo solidario es una forma de dar a conocer el proyecto de Traperos de Emaús "y de estar más cerca de la gente".