18
Mar, Jun

ELECCIONES
Typography

La empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa) ha celebrado en un acto interno con empleados el décimo aniversario de su planta de tratamiento de mineral. La directora general de la compañía, Audra Walsh, y el director de la planta, Antonio Gamiz, han presidido esta celebración que ha contado con la presencia de los trabajadores de la empresa y en la que han mantenido un minuto de recuerdo para Laura Luelmo.

Se trata de una "planta de nivel mundial" que desde su construcción ha ido ampliando paulatinamente su capacidad de procesamiento. Tras una primera ampliación en el año 2010, según ha recordado la empresa a través de un comunicado, la compañía construyó una segunda instalación con la que conseguía finalmente duplicar su volumen a 4,4 millones de toneladas de mineral cobrizo y polimetálico a partir de 2015.

Esta semana se cumplen diez años desde que arrancara la actividad de la planta. Como ha destacado Audra Walsh, "el éxito obtenido en el proyecto de ampliación, ha hecho de esta planta una instalación más eficiente, capaz procesar el mineral extraído de nuestras tres minas".
Actualmente, trabajan en la planta más de 150 personas de las que un 22 por ciento son mujeres.

La planta de tratamiento de Matsa está "dotada con las tecnologías más avanzadas del sector". A través de los programas de mejora que la empresa pone en marcha, se están desarrollado nuevas técnicas con "resultados muy positivos", como la reforma del circuito de flotación o el proyecto de recuperación de oro.

Minas de Aguas Teñidas, (Matsa) es una empresa minera española moderna y sostenible titular de los derechos de explotación de la mina de Aguas Teñidas y mina Magdalena en Almonaster la Real y de la mina Sotiel localizada en el término municipal de Calañas, Huelva.

La actividad de esta empresa consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento, ubicada al norte de la Faja Pirítica Ibérica, en el municipio de Almonaster la Real, provincia de Huelva, Andalucía.

Se trata de un distrito minero de más de 250 kilómetros de longitud, activo desde los tiempos fenicios, hace más de 2.500 años. Las minas producen concentrado de cobre, zinc y plomo.

La explotación subterránea en Minas de Aguas Teñidas se explota, principalmente, por el método de cámaras primarias y secundarias que posteriormente se rellenan con una pasta producida con los propios estériles sobrantes del proceso de tratamiento del mineral en la planta. Esta moderna planta de tratamiento cuenta con una capacidad para procesar entre 4,3 hasta 4,6 millones de toneladas de mineral al año que opera durante 24 horas los 365 días del año.