18
Mar, Jun

ELECCIONES
Typography

El Pleno del Ayuntamiento de Huelva, en sesión extraordinaria, dio luz en la tarde del jueves 27 a la propuesta de la Alcaldía sobre la asunción de pagos por cuenta del Real Club Recreativo de Huelva SAD, dando cobertura a las deudas que el club tiene que pagar antes del 31 de diciembre a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social y la Real Federación Andaluza de Fútbol. Asimismo, se aprobó la aportación patrimonial al Decano necesaria para garantizar su viabilidad a corto plazo. Como soporte de ambas medidas, se aprobó una modificación presupuestaria por valor de 3,8 millones de euros.

Con esta medida, se garantiza el presente del Recreativo de Huelva, sin duda una de las señas de identidad de la provincia onubense, pero las formas no han generado consenso entre los ciudadanos, situación de la que se ha hecho eco el propio pleno municipal. De hecho, la medida salió adelante por 13 votos a favor, 8 en contra y cinco abstenciones. A favor votaron el alcalde, Gabriel Cruz, y el equipo de Gobierno (PSOE) como promotores de la propuesta, junto al edil del PP Francisco Moro y el concejal no adscrito Ruperto Gallardo; Se abstuvieron los ediles del PP Manuel Remesal, Juani Carrillo, Saúl Fernández y Carmen Sacristán; y el edil no adscrito Enrique Figueroa; en contra votaron las ediles del PP Pilar Miranda y Berta Centeno, Ciudadanos, los tres ediles de IU, Mesa de la Ría y Participa Huelva. Felipe Arias, del grupo popular, no compareció.

“El Recreativo de Huelva trasciende el plano deportivo, pero esta situación de tener que aportar fondos municipales está generando en la sociedad una división que es todo lo opuesto a lo que siempre ha sido el Recre”. En estos términos se expresaba antes de que diera comienzo la sesión plenaria el concejal del grupo popular Manuel Remesal que anunció que se había decidido dar libertad de voto a los ediles de la formación, hecho que luego se plasmó en votos a favor, en contra y abstenciones dentro del mismo PP. “Las condiciones son delicadas tal y como se plantea la operación con dos tipos de pagos. La situación nos lleva a que después de mucho pensarlo se determine por la libertad de voto”, justificó Remesal que reivindicó “el compromiso y la lealtad” del PP hacia la viabilidad del Recreativo.

Así las cosas, las distintas posiciones en cuanto a la forma de defender al Decano quedaron claras en todo momento. “Ha llegado el momento de darle una estabilidad al Recreativo. Ya hemos hablado con muchos interesados y nadie va a venir a comprar en las condiciones en las que estaba el Recre. Antes tenemos que darle estabilidad e impulso; y en estos momentos es fundamental la unidad: todos tenemos que estar con este BIC, que lo es porque es seña de identidad de Huelva, está en sus raíces. No podemos permitirnos el lujo de perder esa seña de identidad asociada al Decanato, con todo lo que eso conlleva para Huelva”, apuntó el alcalde de la capital, Gabriel Cruz, impulsor junto a su equipo de gobierno de la medida aprobada en pleno.

Una medida que encontró el rechazo de formaciones como Izquierda Unida o Participa Huelva que desde el primer momento se mostraron contrarios a la aportación de fondos municipales, hecho que llegaron a calificar como “populista”. La portavoz de IU, Mónica Rossi, aludió al informe del interventor que es “demoledor” y tacha de “irresponsabilidad” la aprobación de esta inyección económica”.

Tras el pleno extraordinario, el presente del Decano es un hecho, como lo es también la división que ha generado en la sociedad onubense la aportación de fondos municipales al club. De momento el Recreativo de Huelva guarda silencio a la espera de que este domingo se celebra Junta de Accionistas.