23
Lun, Jul

SUCESOS

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Ayamonte, competente en materia de violencia sobre la mujer, ha ordenado este martes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del hombre detenido, de nacionalidad rumana, por la muerte el pasado sábado de su expareja sentimental en Lepe, Cristina M., una joven de 24 también rumana.

Según han informado a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez investiga a este varón, de 32 años, por un presunto delito de homicidio y otro de quebrantamiento de condena al contar con una orden de alejamiento hacia la víctima.

La causa se encuentra bajo secreto de sumario. Cabe recordar que este hombre fue detenido el pasado domingo, un día después de los hechos, en Tariquejos, una pedanía de Villanueva de los Castillejos no lejana de Lepe, cuyo Ayuntamiento decretó la jornada de este lunes como día de luto oficial.

También la Asociación de Rumanos de la Costa Occidental de Huelva está recaudando fondos para colaborar con los gastos del sepelio de la joven cuyo coste alcanza los 3.000 euros y que será enterrada en la localidad, en estos días, por expreso deseo de la familia.

Por estos hechos, este domingo en el tramo central del paseo marítimo de La Antilla, una zona costera perteneciente a Lepe, se celebró una concentración y un minuto de silencio promovidos por el Ayuntamiento de dicha localidad, gobernado por Juan Manuel González, como repulsa al crimen saldado con la muerte de la joven rumana.

En cuanto a las hijas de la fallecida y del presunto autor, de dos y cinco años, se encuentran en estos momentos en un centro de protección de menores de acogida inmediata para casos urgentes, dependiente de la Junta de Andalucía, y será la Autoridad Judicial y los servicios sociales los que estudien las medidas más oportunas para las niñas

La joven fallecida residía con sus hijas y con su hermano en una vivienda de la calle Méndez Núñez de Lepe, donde su expareja sentimental habría irrumpido a primera hora pese a la orden de alejamiento que tenía impuesta respecto a la mujer, después de que la misma le denunciase por malos tratos el pasado 17 de junio, y presuntamente la asesinó.