24
Dom, Mar

SUCESOS

La Guardia Civil ha detenido a ocho presuntos autores de un delito contra la salud pública en Moguer y Bonares, dos de los cuales fueron detenidos tras desarticular un punto de venta de droga en un establecimiento que era frecuentado por menores.

Estas dos detenciones se han llevado a cabo en el marco de la operación 'Bandai', tras la desarticulación de un punto de venta de sustancias estupefacientes en una tienda de ultramarinos al que habitualmente acudían "infinidad" de menores y donde hallaron varios gramos de MDMA y marihuana, hachís y una balanza de precisión.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, uno de estos dos detenidos ha ingresado en prisión de manera cautelar tras la correspondiente puesta a disposición judicial.

De los otros seis, cinco fueron detenidos también en Moguer en el marco de diferentes operativos en los que se incautaron de gran cantidad de sustancias estupefacientes como marihuana y MDMA que estaban preparadas y dosificadas en parte para su venta, separadas y diferenciadas en bolsas individuales. Entre las pertenencias de los detenidos se hallaron utensilios para la preparación de las dosis tales como balanzas de precisión.

Asimismo, otra persona más ha sido detenida en una finca de cultivo de marihuana en Bonares, destinada al tráfico de drogas.

Las investigaciones comenzaron hace varios meses, tras tener indicios suficientes del incremento del consumo de drogas en Moguer, así como por la sospechas de la existencia de plantaciones de marihuana en la localidad, por lo que se estableció una serie de servicios especiales para la lucha contra el consumo y tráfico de drogas.

Con este operativo, que ha tenido una duración de más de dos meses, se ha podido desarticular varios puntos de ventas en la localidad de Moguer y uno en Bonares.