19
Mar, Mar

TRADICIONES
Typography

Los vecinos de Trigueros, así como sus visitantes, celebran desde este domingo la popular procesión de San Antonio Abad, patrón de la localidad que recorre las calles del pueblo durante al menos 36 horas, ya que realiza una parada en todas las casas que tengan sus puertas abiertas, mientras recibe la conocidas como 'tiradas', cuando los vecinos tiran alimentos y viandas al paso del patrón.

Desde poco después del mediodía de este domingo, San Antonio Abad se encuentra en la calle en una procesión que se prevé más larga que las de otros años, según ha manifestado su alcalde, Cristóbal Romero, durante la presentación de la fiesta en Fitur.

De esta forma, Romero ha destacado que este año están programadas "27 tiradas", hecho que "nunca ha sido superado", por lo que se cree que el paso del Santo por las calles "se retrase". De este modo, nunca se sabe cuándo se va a recoger el patrón triguereño, aunque las previsiones sitúan la recogida en la madrugada de este martes.

Se trata de una procesión peculiar, en la que San Antonio, único santo afiliado a UGT, no va acompañado por ninguna autoridad eclesiástica ni tampoco civil, una vez que es entregado a los vecinos por el alcalde a partir del mediodía, cuando sale de su parroquia. Con anterioridad, se llevó a cabo en la mañana de este domingo la tradicional bendición de los animales, ya que este santo es su patrón.

El alcalde ha destacado, entre las muchas peculiaridades de la procesión, la visita al cementerio por parte del santo, momento más sobrio que otros de índole puramente festiva de la intensa jornada, que acabará la próxima madrugada, cuando se vivirá otra de las singularidades de la fiesta, la famosa 'escapailla', en la que el San Antonio se niega a recogerse porque "quiere permanecer más tiempo con el pueblo", ha señalado el primer edil, y se va a un lugar desconocido con anterioridad, hasta que "un capataz avisa y la corporación municipal va a recogerlo".

Tras la recogida, se rifarán los cerdos, como es habitual todos los años, los cuales han estado paseando por las calles del municipio anunciando las fiestas con anterioridad a este fin de semana festivo que aún no ha culminado en la localidad onubense.